Todo lo que necesitas saber para elegir un procesador

En esta era tecnológica, tener una computadora en casa es esencial. La Pandemia del Covid-19 así lo ha dejado ver. Desde que se decretó cuarentena, en casi todas partes del mundo, se comenzaron a realizar las tareas cotidianas desde la casa, con la ayuda de herramientas tecnológicas. Algo que, hasta hace poco, hubiera sido impensable.

Por ejemplo, ahora los jóvenes estudiantes tendrían que descargar aplicaciones y programas especiales que les permitiera asistir a clases virtuales, lo mismo ha sucedido en el caso de quienes tienen un empleo formal, ahora teletrabajan.

Si quieren distraer la mente y ocupar su tiempo haciendo otro tipo de actividad grupal, como yoga, baile, karaoke, etc., también es necesario que recurran a la tecnología. De hecho, por razones sanitarias, debe hacerse así, incluso si se quiere participar de una fiesta, debe hacerse de forma virtual.

procesador

Asistir al médico, comprar los víveres de la semana, conversar con los amigos, tener una cita romántica, jugar, tramitar algún documento legal, hacer alguna solicitud, todo, o casi todo, debe hacerse por medios electrónicos.

En resumen, podemos afirmar que tener una computadora en casa en la actualidad, es más que un lujo, es una necesidad porque facilita la realización de muchas actividades y garantiza confort. Si tienes una, has podido darte cuenta de sus ventajas. Pero, si no, es posible que estés buscando adquirirla. Ahora bien, surge la pregunta ¿cómo elegir la correcta?

Puesto que la tecnología ha avanzado a pasos agigantados, existe mucha variedad de donde escoger, pero ¿cómo saber cuál es la mejor? ¿Qué características debes buscar en un procesador? ¿Qué es importante tener en cuenta? A través de este artículo podrás conocer los aspectos más significativos de un procesador. Por ese motivo, no puedes dejar de leerlo. De esa manera no escogerás a ciegas. Estarás apostando para ganar.

Instrucciones

procesador

Un procesador también es conocido con el nombre de CPU o micro y, en pocas palabras, podríamos decir que se trata del cerebro de la computadora, ya que procesa todo lo que ocurre dentro de ella y ejecuta todas las acciones existentes. Por otra parte, cabe señalar que este componente también es parte del hardware de otros dispositivos.

Está formado por una capa de silicio que se coloca en el conector llamado socket, específicamente sobre la placa madre o base, dentro del gabinete de la computadora de escritorio. Se encuentra cubierto por un encapsulado del cual existen 3 tipos: PGA, LGA y BGA.

El procesador es el componente más importante de una PC y, por lo general, también es el más caro. No obstante, sin el resto de los componentes estaría anulado, no podría servir ni actuar. Sería solo una pieza metálica.

Entre sus principales funciones se encuentran el manejo del sistema operativo, la ejecución de todas las aplicaciones, la coordinación del resto de los dispositivos que conforman el equipo, entre otras.

Asimismo, la placa se encarga de conectar entre sí el resto de los dispositivos, como la memoria RAM, la tarjeta gráfica, el disco duro, etc. Para ello, se vale de un conjunto de circuitos y de chips que están sobre ella.

Un procesador se encuentra compuesto por las siguientes partes: núcleos, memoria caché, un controlador de memoria, la tarjeta gráfica y otros elementos auxiliares. Ahora bien, ¿cuál es la manera en que trabaja un procesador?

Su funcionamiento

procesador

Podríamos decir que todo el sistema está gobernado por un reloj, el cual se encarga de sincronizar todos los bloques funcionales de la PC. Es posible dividir su funcionamiento en las siguientes etapas:

  • Se lee una instrucción de memoria: estas instrucciones, como conjunto, pueden llegar a más de mil y continúan creciendo. Se añaden más con el propósito de mejorar la velocidad de procesamiento de ciertas aplicaciones específicas.
  • Se buscan los datos: cabe destacar que algunas de las instrucciones recibidas necesitan de datos para poder realizar exitosamente sus cálculos. No obstante, estos datos tal vez no se encuentren dentro del procesador y, por lo tanto, es necesario buscarlos en el sistema de memoria.
  • Se lleva a cabo la operación: cuando se tienen a mano todos los datos, el siguiente paso será ejecutar la operación. Para ello, tal vez sea necesario que varios bloques trabajen entre sí, como es el caso de la unidad aritmética lógica o la de punto flotante.
  • Se pasa a una nueva instrucción: en ocasiones, esta no es la que sigue en la memoria. Algunas de estas instrucciones pueden llegar a cambiar el flujo del programa y permitir que se generen saltos o la repetición de acciones.

A fin de incrementar la velocidad, se lleva a cabo una técnica que incluye la ejecución de instrucciones fuera de orden para optimizar el uso de los bloques funcionales.

Otra de las grandes mejoras es el predictor de saltos, el cual trata de determinar si en una operación se producirá una separación en el código o no. De esta manera, se pueden cumplir las instrucciones de una rama determinada, incluso antes de saber si habrá un salto a ella.

Todas estas técnicas y mejoras buscan optimizar la capacidad del procesador de ejecutar una mayor cantidad de instrucciones en la misma cantidad de tiempo. Es decir, hacerlo mucho más eficiente.

Ahora que conoces lo que es un procesador, cuáles son las partes que lo componen y qué función desempeña dentro de una computadora, es necesario que sepas lo que debes tener en cuenta a la hora de elegir uno. Veámoslo ahora mismo.

Que Necesitas

Sin importar si quieres actualizar el procesador de tu ordenador o si quieres seleccionar sus distintos componentes para armarlo por tu propia cuenta, el resultado siempre será el mismo, es decir, un ahorro en los costes y la adquisición de un conocimiento más profundo sobre los componentes que forman tu computador, lo que incluye, su procesador.

procesador

Para poder seleccionar un buen procesador, necesitas tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  • La frecuencia: esta no es otra cosa que la velocidad en la que opera el procesador, la cual se mide en gigahercios o megahercios. A su vez, esta es la que determinará la rapidez con que el procesador realizará todas las operaciones. Lo que quiere decir que, mientras más altas sean las frecuencias, mayor será la velocidad.
  • Hoy día, los procesadores salen de las fábricas con la capacidad de aumentar o disminuir las frecuencias, teniendo en cuenta aspectos como la temperatura y el tipo de operaciones que tenga que ejecutar. De esta manera, este componente se encarga de indicar cuál es su frecuencia mínima y cuál es la máxima.
  • Los núcleos: podríamos decir que estos son los subprocesadores que están dentro del procesador. En la actualidad, cuentan con 32 y hasta 168 núcleos. En el caso de un computador de uso doméstico, con un usuario tradicional, es normal que este componente cuente con 4 y hasta 8 núcleos.
  • Cada núcleo se encarga de cumplir una operación. Lo que quiere decir que, mientras más núcleos tenga el procesador, más operaciones podrás realizar de manera simultánea. Por ello, la recomendación es que adquieras uno que tengas, como mínimo, 8 núcleos.
  • Los hilos: algunos usuarios consideran que son muy parecidos a los núcleos, mientras que otros opinan que es difícil poder determinar cuál es la diferencia entre ambos. No obstante, podríamos decir que los hilos son instrucciones independientes que el componente puede realizar al mismo tiempo.
  • Por lo general, los procesadores más modernos contienen el doble de hilos con relación a los núcleos. Estos se encargan de procesar las operaciones, mientras que los hilos administran el flujo para que el funcionamiento del CPU sea mejor.
  • En vista de esto, cada núcleo tiene la capacidad de llevar a cabo dos subprocesos. Esto representa una mejor multitarea y un mejor rendimiento con un software que aprovecha mejor los subprocesos, como en el caso de los editores de videos.
  • En otras palabras, los núcleos existen de manera visible y tangible dentro de un procesador. Pero, los hilos se encuentran de forma más virtual, mediante el software.
  • La potencia de diseño térmico o TDP: esta es la capacidad que tiene un sistema de refrigeración para soportar y disipar el calor que produce el procesador. Por lo general, esta especificación es medida en vatios.
  • Mientras más grande sea la potencia de diseño térmico, mayor será el rendimiento del procesador, pues será capaz de expulsar todo el calor acumulado y servirá como una fuente de alimentación de energía apropiada.
  • La memoria caché: su objetivo es que se logre acceder, de manera más rápida, a las instrucciones y los datos que se encuentran entre el procesador y la memoria RAM. A fin de levar a cabe esta tarea, todo procesador cuenta con tres tipos de memoria caché.
  • La L1 es la principal y, aunque es la más pequeña, posee mayor velocidad. La L2 es considerada como la caché secundaria. En este caso, posee más caché pero menos velocidad y sirve para tener un acceso más rápido a os datos que se usaron previamente.

procesador

Finalmente, la L3 es el soporte de la L2 y está integrada a la placa. No obstante, en comparación con las dos anteriores, es muy lenta.

Aunque este aspecto es importante, es algo a lo que el usuario común no debe prestarle mucha atención, ya que es complicado evaluar su rendimiento y existen varios factores que intervienen en el buen funcionamiento de estas memorias.

Además de estas características, también necesitas tener en cuenta el IPC, es decir, las instrucciones por reloj, las cuales se pueden conocer leyendo las reviews de los usuarios de este componente, así como el socket de la placa de base, el cual debe ser compatible con la PC.

Ahora bien, ¿qué otras recomendaciones debes son de consideración a la hora de elegir un nuevo procesador para tu computadora?

Consejos

procesador

Antes de decidir qué clase de procesador comprar, es importante que tengas en cuenta el uso que le darás y el presupuesto que dispones para su adquisición. Ya que, si no calculas los costos, tal vez te estés haciendo expectativas poco realistas.

Con respecto a este punto en particular, considera el hecho de que también necesitarás dinero suficiente para la compra de otros componentes, como el disco SSD, la tarjeta gráfica, la memoria RAM, entre otros.

Aunque, como lo hemos señalado anteriormente, el CPU es la parte más importante de un ordenador, no tiene sentido adquirir un componente con características sobresalientes, si tienes un disco duro lento o una GPU con poco rendimiento. En especial, si eres un usuario gamer.

Si bien es cierto que es recomendable e importantes leer todas las especificaciones del procesador antes de elegir uno, lo que incluye la frecuencia del reloj, la memoria cache, el número de núcleos y de hilos, etc., también es importante que solicites información y recomendaciones por parte de personas que ya lo han adquirido. Esta será una opinión objetiva en la que podrás confiar.

En pocas palabras, serán tus necesidades las que determinarán el tipo de procesador que debes comprar, ya que no es lo mismo tener una PC para estudiar, para trabajar como diseñador o programador o tenerla solo para jugar.

Si tomas en consideración los criterios que te hemos mencionado, podrás tener la plena seguridad de que estarás tomando la mejor decisión a la hora de seleccionar el tipo de procesador que vas a comprar o, si te atreves, a armar por ti mismo. Además, garantizarás el óptimo funcionamiento de tu procesador, sin importar para qué lo vayas a utilizar, si para estudiar o para jugar.

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.