¿Qué es un Teclado y para qué sirve?

En el mundo de la informática, un teclado es un dispositivo de entrada o una herramienta que se encuentra formado por un conjunto de teclas que sirve para redactar o enviar cualquier tipo de información tecleando a un ordenador u otra máquina digital. Esto puede suceder a través de interruptores electrónicos, que se conocen como teclas.

Se trata de un dispositivo de entrada que se encuentra conectado a un ordenador por cable USB o PS/2, o bien mediante otras tecnologías como Bluetooth.  A través a una organización matricial, que hace que cada tecla se encuentre asociada a un código numérico, se puede escribir en diferentes idiomas, sin importar los caracteres que aparezcan escritos en el propio teclado.

Historia del teclado

Los orígenes del teclado datan de la aparición de las máquinas de escribir en la década de los 70, cuando fue lanzada la primera máquina de escribir por parte de la marca Remington. En su momento fue toda una revolución y fue avanzado con el paso de los años y la tecnología hasta la llegada de los ordenadores y su auge.

Gracias al teclado, ya las máquinas de escribir ofrecían a los usuarios la posibilidad de escribir mucho más rápido que de forma manual. De esta manera podían redactar más palabras por minuto, además de resultar más cómodo de utilizar. Además, los textos eran más legibles, al tener una tipografía definida y clara.

En el mundo de la informática, la primera empresa en desarrollar teclados para ordenadores fue IBM. A medida que el mundo informático fue creciendo aparecieron nuevas innovaciones que se fueron aproximando a los teclados que tenemos actualmente. No obstante, no fue hasta la década de los 90 cuando Microsoft y otras muchas empresas decidieron empezar a fabricar y desarrollar sus propios dispositivos.

Desde hace más de dos décadas, a pesar del paso del tiempo y los avances tecnológicos, no ha habido muchas modificaciones en los teclados. Lógicamente han mejorado en prestaciones y, sobre todo, en apariencia, así como en tecnología de conectividad. Sin embargo, la base es similar a la que podíamos encontrar hace años atrás.

Partes del teclado

En el mercado actual se pueden encontrar diferentes tipos de teclados, lo que hace que las partes del teclado puedan cambiar de unos a otros. Sin embargo, hay cuatro secciones básicas que están presentes en cualquier teclado estándar. Estas son las siguientes:

Teclado alfanumérico

En esta zona del teclado se encuentran todas aquellas teclas que forman parte del alfabeto, así como los 10 dígitos decimales, los signos de acentuación y puntuación y la barra espaciadora. Además, se encuentran teclas que tienen varios signos y que requieren del uso de teclas de comando o modificadores para su uso. También se encuentran teclas de acceso rápido como Esc, tabulación, imprimir pantalla…

Teclado numérico

Esta zona, que se encuentra ubicada en la parte derecha del teclado, se encuentra compuesta por 17 teclas. Se encuentra compuesta por los diez números decimales así como los signos de operaciones matemáticas y las utilizadas para activar o desactivar el teclado numérico.

Teclado de edición

Esta parte se encuentra compuesta por las teclas de imprimir pantalla, bloquear el desplazamiento, pausa, comienzo, fin, eliminar, insertar, etcétera, además de las flechas direccionales. Esta zona está situada entre el teclado numérico y el alfanumérico.

Teclas adicionales

Las teclas adicionales son las que están colocadas en el bloque alfanumérico y numérico y que tienen funciones determinadas. Esto depende de cada teclado en particular.

Teclas inertes

Son aquellas que se utilizan para poder obtener caracteres usados en otros idiomas diferentes al inglés, como las tildes. Estas son aquellas que por si mismas no hacen ninguna función, solo lo hacen al combinarla con otras.

 

Tipos de teclado

Según su diseño

Los teclados pueden ser clasificados de diferentes maneras. Los más populares son los siguientes:

Teclado convencional

Estos son los teclados estándar, que son la evolución más simple de la máquina de escribir. De hecho, son los primeros teclados que vienen a la mente a la hora de hablar de teclados para ordenador.

Por su forma se encuentran compuestos de los cuatro bloques anteriormente mencionados. Estos son las teclas alfanuméricas, las teclas especiales, el teclado numérico y las teclas de función.

Teclado multimedia

Los teclados multimedia son similares a los convencionales, con la diferencia de que cuentan con una serie de teclas que están especialmente diseñadas para el control de funciones multimedia.

Estas teclas son las de Play, Stop, regresar o siguiente, además de poder incluir también sistemas para silenciar el dispositivo o incrementar o reducir el volumen. Estas teclas multimedia pueden variar en función de cada modelo en particular.

Teclado Flexible

Durante una época llegaron a ser muy populares, aunque en la actualidad no lo son tanto. Se trata de los teclados flexibles, los cuales están fabricados en silicona o plástico.

Como se puede deducir de su propio nombre, se pueden enrollar, plegar y doblar sin problema y sin dañarse, haciendo que sean muy resistentes y se puedan utilizar en cualquier momento y lugar. Son de una sola pieza y no es posible retirar las teclas para su limpieza. No obstante se pueden lavar fácilmente aunque son menos precisos y cómodos que otras opciones.

Teclado gaming

Este tipo de teclados están pensados para aquellas personas que pasan mucho tiempo jugando en el ordenador. Los teclados gaming acostumbran a incluir teclas multimedia, las teclas habituales de un teclado estándar y, además, teclas adicionales para el juego.

Este tipo de teclado acostumbra a tener diseños más extravagantes, con colores, luces y también tienen teclas más resistentes.

Teclado Virtual

Los teclados virtuales se dan en aquellos casos en los que el teclado aparece en pantalla, como ocurre en los teléfonos móviles táctiles, o tablets, pero también puede aparecer así en los ordenadores. En estos últimos se debe hacer uso del ratón para interaccionar con ellos.

Según sus materiales internos

En este sentido podemos distinguir, principalmente, dos tipos diferentes:

Teclados mecánicos

Los teclados mecánicos son los más resistentes, pero al mismo tiempo son los que tienen un coste mayor. Debajo de cada una de las teclas hay un mecanismo individual denominado «switch». Este se encarga de detectar la presión de cada tecla y enviar las señales.

Los «switch» más conocidos son los Cherry, que se encuentran entre los preferidos por quienes trabajan a diario con los teclados, ya sea para redactar o para programar o jugar.

Teclados de membrana

Los teclados de membrana cuentan con una superficie gomosa que se encuentra debajo de las teclas, y que es la que se encarga de detectar la tecla que fue pulsada.

Son teclados más económicos que los mecánicos pero su durabilidad es inferior. Además, es más probable que haya teclas atascadas por contar con componentes más frágiles.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.