Una de las cosas más infravaloradas y a la vez útiles en todo el mundo es escribir rápido en un teclado, ya que en la era de la informática, te puede dar un montón de soltura para lograr tus objetivos con un ordenador.

La mecanografía consiste en escribir desde un ordenador o máquina de escribir en un teclado, el cual tiene un sistema conocido como qwerty por el orden de las letras en el cual está colocado. El sistema está pensado para escribir con cada dedo una letra, subiendo y bajando con el teclado y usando todos los dedos menos el pulgar, el cual únicamente se utiliza para la barra espaciadora.

Escribir rápido en un teclado es algo difícil para muchas personas, ya que hay gente que no está acostumbrada a escribir en un teclado y van muy lentos. Estoy cansado de ver a personas muy competentes con un ordenador, pero que no lucen suficiente porque escriben muy lentos. Realmente la rapidez en importante en muchísimos aspectos, ya que te puede ayudar mucho a conseguir tus objetivos más rápido.

Este artículo también te puede interesar: Cómo escribir sin errores de ortografía.

Pondré un ejemplo de mi propia profesión de redactor, una profesión en la cual redactamos artículos como este. Escribir rápido en un teclado me ha permitido rentabilizar la profesión a niveles inimaginables, ya que puedo hacer muchísimo más rápido los artículos sin perder una pizca de calidad. Esto se traduce en un salario mayor a la hora, el cual me da mucho más tiempo libre para hacer mi vida y para conseguir la vida que quiero.

Por el lado opuesto, he visto a muchas personas tratar de encajar en mi profesión y una de las razones por las cuales fracasaron fue el teclado. Hay personas que redactan bastante bien, sin embargo, pasaban demasiadas horas escribiendo, lo que hacía que les quedase poco salario a la hora y por lo tanto, que no les saliera rentables.

Mi profesión es tan sólo un ejemplo de todo lo que se puede hacer escribiendo rápido. Desde acabar rápidamente trabajos de la universidad, hasta conseguir realizar un montón de tareas rápidamente en trabajos tipo administrativo, liberándote del trabajo y consiguiendo además ser muy rápido y competente.

Además escribir rápido es algo que impresiona a amigos y familiares, los cuales simplemente van a flipar al verte ser tan rápido con el teclado. En cuanto al jefe, si te ve escribir rápido, automáticamente va a creer que eres una persona competente, algo que te va a hacer ser considerado una persona hábil e imprescindible en el trabajo.

Lo malo es que seguramente creas que esto no es para ti, que no puedes escribir rápido y que no lo puedes dominar. Yo en su día pensaba igual, es más, llegué a suspender la asignatura de operatoria de teclados por la baja velocidad y el alto porcentaje de errores.

Sin embargo, acabé logrando mejorar y ahora mismo escribo a una velocidad de unas 600 pulsaciones por minuto, algo que es impresionante y que me permite lograr realizar los artículos rápidamente. Es más, escribo tan rápido qu wordpress no es capaz de contar las palabras hasta que no dejo de escribir. Acabo de escribir esta introducción de 500 palabras y he tardado aproximadamente 5 minutos de reloj. Te reto a que escribas 500 palabras y te cronometres, a ver cuanto tardas.

Aunque ahora mismo andes lejos de mis marcas, si quieres llegar a escribir así, puedes hacerlo. Tan sólo debes seguir los consejos que te he preparado ahora mismo.

Instrucciones para escribir rápido en un teclado

  1. Aprender a colocar bien los dedos:
    Lo primero e indispensable que debes saber a la hora de escribir deprisa y bien es aprender a colocar los dedos. La mayoría de la gente escribe con dos o tres dedos, algo que hace que después no tengan la calidad de escritura que se necesita para poder ser el mejor en el teclado. Lo que debes saber es que las manos se colocan con un dedo encima de cada número en la fila central. Dedo meñique izquierdo en la a, dedo anular en la s y de ahí para la izquierda, apoyando el dedo índice en la d. Con la otra mano lo mismo, pero empezando con el dedo meñique en la l y yendo hacia la derecha. El truco para saber si tenemos colocados los dedos correctamente es comprobar a ver si con el dedo índice tocamos una especie de muesca, la cual se sitúa encima de las teclas f y j. En cuanto a la forma de escribir, cada dedo escribe tres teclas, las del centro y las de arriba y abajo más cercanas, excepto el meñique y el índice. El meñique también se encarga de las tildes, de las mayúsculas y de las teclas especiales y en cuanto al anular, se encarga además de las teclas del centro que quedan sin dedos. Mantén esta colocación de los dedos y ya verás como ya logras una gran mejora de inicio para poder escribir correctamente.
  2. Probar con ejercicios sencillos primero:
    En todos los métodos de mecanografía es habitual escribir primero cosas sencillas, ya que de esta manera nos vamos acostumbrando a escribir con todos los dedos poco a poco. En primer lugar, escribe cosas tipo qwerty, poiuy y demás. ya que de esta forma estarás aprendiendo a escribir con los dedos correctos. Intenta que cada tecla la toque el dedo correcto y repite y repite hasta que consigas colocar el dedo correcto en la combinación. Después ya vas a poder pasar a cosas un poco más complejas, como frases simples y palabras que ya te permitan subir y bajar de línea, con tíldes y demás. El caso es empezar lentamente y después ir subiendo el nivel poco a poco hasta lograr una soltura decente con el teclado.
  3. Empezar despacio e intentar no cometer errores:
    Un error muy común que comete la gente es que intenta escribir muy rápido de inicio, sin embargo, comete demasiados errores. Esta fue la razón por la cual suspendí teclados, ya que me centraba en ir rápido, dando más de 200 pulsaciones, pero fallando bastante. Lo que tienes que hacer en su lugar es empezar despacio, tratando de escribir bien antes que rápido. Trata de no tener fallos cuando escribes y empieza con una velocidad lenta de 80 ppm para luego ir subiendo. Yo así lo hice después de aprender de mi error y conseguí al final ir subiendo poco a poco, hasta llegar a 300 ppm sin apenas fallos (las 600 ppm las llegué a tener ya trabajando de redactor).
  4. Escribir sin mirar:
    Tienes que tener en cuenta que debes aprender a escribir sin mirar si quieres aprender a escribir rápido en un teclado. Aunque ahora te parezca algo imposible, después cuando lleves un tiempo te pasará lo que a mi y si miras hacia abajo te molestarán los dedos o no podrás seguir la pantalla. Lo mejor de no mirar es que podrás ver lo que estás poniendo en pantalla y corregir algo en caso de cometer un error. Además de eso podrás ir más rápido, ya que no tendrás que fijarte en donde colocar los dedos cada vez, siempre que hayas aprendido a colocarlos. La forma de aprender a ir sin mirar es primero ir muy lento y luego subiendo, además de aprender a rajatabla el teclado y dónde están tocas las teclas. Al final si practicas muchas horas todo esto saldrá solo y te sabrás de memoria la posición de los dedos y del teclado, ya que habrás escrito tanto que tu mente sabrá donde tienes que ir exactamente.
  5. Cuidar la ergonomía de las manos:
    Cuando pasas más de 4 horas diarias delante de un teclado, al final si no tienes cuidado te van a doler las manos y puedes llegar a tener problemas serios. Por este motivo, debemos proteger nuestras manos lo máximo posible, algo que se logra con la denominada ergonomía. En primer lugar, coloca bien los dedos y mantenlos pegados al teclado, no los levantes. No cometas el error de tener el índice sobre las tildes, ya que así vas a estar en una posición no natural y no vas a poder hacer bien la escritura. Además al final te acabará doliendo la mano y esto es justamente lo que no quieres que ocurra. Además de eso, debemos tener cuidado con la altura, ya que una altura demasiado alta podría imposibilitar escribir y una altura demasiado baja nos dará dolor de mano. Trata de que el ordenador te llegue más o menos a la altura de las manos, las cuales además tendrán las muñecas apoyadas en el teclado. La cosa es que las manos estén descansadas y que sólo se muevan los dedos, ya que sino no vas a poder tener una ergonomía correcta y vas a terminar demasiado cansado si no me haces caso. También date descansos de vez en cuanto, para descansar las manos, además de la vista.
  6. Practicar muchas horas:
    Cuando conseguí acabar los cursos de mecanografía ya conseguí escribir a una gran velocidad de 300 ppm, la cual ya me hacía ser redactor con rentabilidad. Sin embargo, aún me quedaba para subir de velocidad a 600 ppm. Al final no lo logré haciendo nuevos cursos de mecanografía, ya que realmente no tenían nada que enseñarme. La forma que tuve de subir fue practicando muchas horas, es decir, escribiendo artículos todos los días y tratando de mejorar cada vez más. Al ser trabajo, yo escribía y practicaba y no me daba cuenta, así que logré mejorar en unos meses sin apenas darme cuenta. En tu caso haz lo mismo, ya que ponerte a hacer cursos de mecanografía te puede llegar a aburrir, sin embargo, ponerte a escribir cartas o a trabajar cada vez mejor te saldrá automático y podrás después presumir de alta velocidad sin esfuerzo objetivo de tu parte.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.