Dentro del mundo de los cazatesoros, los detectores de metales son una especie de objetos especiales con el objetivo de hacer ganar mucho dinero fácil a quien posea estos artilugios.

Un detector de metales es un aparato electrónico que es capaz de emitir un sonido cada vez que lo acercas al metal. Estos aparatos suelen ir a ras de suelo, para emitir sonidos cuando pasan cerca de algún objeto metálico.

Todo esto se puede hacer gracias a la física, ya que el detector de metales tiene un sistema de ondas que es capaz de hacer sonar un altavoz cuando estamos cerca de algo que emita ondas metálicas. Gracias a esto, el artefacto va a pitar cada vez que nos acerquemos a algún lugar con algún tipo de objeto metálico dentro del mismo.

Una persona con un detector de metales puede ser capaz de ir por cualquier lugar intentando ver cómo el metal se siente atraído hacia el detector de metales. Por ejemplo, muchos cazadores de tesoros van por las playas, tratando de encontrar monedas perdidas y dinero que se haya podido perder.

Esta profesión es un poco legendaria y no es raro verlos en las playas los veranos y buscando todo el día algo que hayas podido perder. Aunque normalmente no encuentren nada, se podría dar el caso de que algún día tuvieran un golpe de suerte y ganasen mucho dinero de una sola vez.

Esta clase de detectores se venden en tiendas y son bastante caros. No es de extrañar que la profesión de cazatesoros la estén ejerciendo principalmente ex militares, los cuales poseían un detector de metales gracias a su trabajo.

La verdad que para lo que nos vamos a encontrar en una playa, no merece demasiado la pena pagar cientos de euros por un detector de metales, el cual no nos va a traer ese beneficio a menos que tengamos el golpe de suerte de nuestras vidas. Aparte que no todo el mundo tiene tiempo para esa profesión.

Pero, ¿Y si te dijera que puedes fabricarte tu propio detector de metales completamente funcional prácticamente con 0 euros?. Seguramente no me ibas a creer, pero me tienes que creer porque es verdad, ya que el detector de metales de hoy es de lo más low cost que vas a encontrar en el mundo. Realmente sólo necesitarás pequeñas cosas que tienes por casa, como por ejemplo una calculadora antigua y una vieja radio portátil, de esas que ya nadie usa porque tienen teléfonos móviles.

Además de ser barato,el detector de metales que te enseñaré a montar se hace enseguida, pudiéndolo tener listo para funcionar en pocos minutos. Podría decirse que te va a llevar mucho más tiempo leer este artículo que fabricar el detector de metales, así que para que veas lo poco que vamos a tardar en hacerlo.

Sin entretenerme más, aquí está el tutorial definitivo del detector de metales casero, fabricado con una calculadora y una radio antigua como componentes principales del mismo, vamos allá con el detector de metales low cost.

¿Que necesitas para construir un detector de metales casero?

  • Una radio portátil que pueda sintonizar frecuencia AM.
  • Una calculadora portátil.
  • Cinta adhesiva.
  • Un palo de escoba.
  • Metal para probar.

Instrucciones para construir un detector de metales casero

  1. Explicación del invento:
    Lo primero que vamos a hacer antes de empezar a explicar cómo fabricar este fabuloso detector de metales casero, es explicar un poco cómo funciona el invento, es decir, dar una especie de pequeña charla teórica para que aprendas cómo va a funcionar una calculadora unida con cinta adhesiva a una radio como detector de metales. De nuevo tenemos la respuesta en la física, concretamente en las ondas, las cuales se encargan de chocar, en concreto las ondas que emite la calculadora y las ondas que emite el metal. Aquí se crea como una especie de circuito, en el cual las ondas que emite nuestra máquina calculadora colisionan con las ondas del metal, un sonido que puede registrar la radio en frecuencia AM,en la cual es captar este tipo de ondas. Esto funciona porque cada vez que nos acerquemos a un metal, la radio va a sonar por las ondas, haciendo que esto se haya convertido en un detector de metales en toda regla. Eso si, debe estar muy unido el metal a la calculadora, ya que sino no funcionará correctamente.
  2. Sintonizar frecuencia y subir el volumen:
    Lo primero que vamos a hacer para poder usar el detector de metales casero low cost, es coger una radio de estas antiguas, de las que van a pilas. En esta radio, tenemos que activar el modo de frecuencias AM, el cual va en un rango de frecuencias distinto al rango FM. En este rango, vamos a poder escuchar las ondas que chocan del metal y la calculadora, sin embargo, no va a sonar muy alto.Por lo tanto, lo que debemos hacer para que todo esto funcione de la manera correcta, es subir el volumen de la radio a tope en modo AM, sin que haya ninguna radio sintonizada dentro del mismo. Una vez hayamos hecho esto, ya tenemos configurado nuestro “altavoz” del detector de metales, el cual será quien nos avise en caso de haber visto un objeto de este tipo.
    Borrador automático
  3. Pegar la calculadora y escuchar hasta que suene un ruido:
    Ahora es el turno de coger nuestra calculadora, una calculadora que nos permitirá hacer las bases de detector de metales real, ya que las ondas que chocan vienen de la parte electrónica de la calculadora.Aconsejamos traer una calculadora grande, ya que las calculadoras pequeñas no tienen demasiada fuerza y no van a funcionar correctamente. Lo que hay que hacer es unir la calculadora a la radio hasta que estén pegadas, moviendo la calculadora ligeramente sobre la superficie de la radio. Una vez que hayan llegado a estar las ondas de la calculadora en conexión, se empezará a oír como un ruido de televisión analógica no sintonizada en la radio, momento en el cual tenemos que dejar la calculadora completamente quieta en esa posición y pasar al paso siguiente.
  4. Unir la calculadora y la radio:
    Una vez suene el pitido ese y siga sonando mientras lo tenemos todo bien sujeto, es el turno de unir la calculadora y la radio, para que esta posición se mantenga de manera permanente. La mejor forma de hacerlo es coger nuestro royo de cinta aislante y recubrir ambas partes hasta que se queden completamente unidas. Eso si, intenta que la sujección siempre sea fuerte, ya que si permitimos que la calculadora se mueva demasiado, vamos a conseguir que el detector de metales se nos estropee y que se nos haya ido al carajo el invento. También se puede usar celo o cinta de carrocero, sin embargo, he escogido la cinta porque es la mejor forma para hacerlo, principalmente por su estética.
  5. Probar el detector de metales:
    Una vez que tengamos listo el detector de metales y este siga sonando, ya es la hora de hacer la prueba, es decir, de comprobar si este detector funciona de verdad o en cambio estamos aquí perdiendo el tiempo. Coge un objeto metálico que tengas por ahí, como por ejemplo un tornillo y pega el tornillo a la calculadora. Esto hará que empiece a sonar como un pitido en la radio, el cual será más fuerte a más nos acerquemos al tornillo. Como veremos, el detector de metales no tiene mucho radio de alcance, por lo tanto, no vamos a poder usarlo para buscar metales bajo tierra, sino únicamente para metales superficiales, como por ejemplo las ya mencionadas monedas de la playa. Si no te funciona, esto puede estar causado por muchas cosas, pero las más comunes son que se ha movido la calculadora(ha dejado de hacer el ruido de los pasos anteriores) o que la radio se ha quedado sin pilas. A más pilas haya,de más calidad será el sonido, así que trata de que la radio siempre tenga pilas de sobra y funcionando. En ciertas ocasiones, ocurre que sin querer hemos tocado la ruleta de sintonización y nos hemos cargado el invento. Si esto pasa, quita la cinta aislante y vuelve al paso 2 de este artículo para volverlo a hacer, algo para lo cual no pasa nada ya que se tardan dos minutos en hacer.
  6. Perfeccionarlo y usarlo:
    Ahora que ya hemos comprobado que nuestro detector de metales funciona, es la hora de darle unos pequeños retoques para poder usarse correctamente. Como tenemos que buscar metal a ras de suelo, no vamos a andar agachándonos mucho para ello, ya que sin duda es bastante incómodo. Lo que vamos a hacer en su lugar, es pegar el palo de una escoba al mismo, algo que nos va a permitir tener un alargador para el detector de metales. Esto va a servir además para simular un detector de metales comercial, el cual venden en las tiendas y es muy parecido a este que hemos fabricado nosotros.  Puedes unir el palo con cinta Adhesiva sin problemas y ya ponerte a buscar tesoros por el mundo como si fueras un cazatesoros profesional.
    Borrador automático
¿Te ha gustado?
8 usuarios han opinado y a un 87,50% le ha gustado.