Las nuevas tecnologías han cambiado completamente el contexto de compra y venta de productos con la aparición de nuevas plataformas que globalizan esta acción tan tradicional que surgió en tiempos prehistóricos con el intercambio de objetos. Fue proliferando en la cultura comercial de los griegos, fenicios y romanos, permitiendo el cambio de cualquier tipo de producto por un tipo de divisa. Con el paso del tiempo, esta operación se ha convertido en bidireccional. Así, Amazon permite realizar este tipo de operaciones sin moverte de casa y ofreciendo todas las garantías necesarias de éxito posibles. Puedes comprar y vender productos al mismo tiempo, y un mismo consumidor puede ser vendedor y viceversa.

¿Qué es Amazon?

Instalados en Seattle, Amazon se ha convertido en uno de los grandes gigantes tecnológicos a la altura de los grandes como Google, Apple o Microsoft, entre otros. La empresa fue fundada en 1994 por Jeff Bezzos. Este emprendedor, que se encontraba trabajando de forma cómoda en Wall Street, lo dejó todo solo por el deseo de crear un concepto totalmente nuevo y poner fin a su arrepentimiento de no haber participado previamente en el crecimiento comercial de Internet. Una de las grandes anécdotas en su creación fue cambiar el nombre en sus inicios a la compañía solo un año después de crarse. El nombre incial era Cadabra. Sin embargo, la confusión de un abogado con la palabra «cadáver» obligó a Bezzos a tomar una decisión que llegó en 1995. Para evitar confusiones, eligió finalmente por el actual Amazon, con el objetivo de evitar problemas en su imagen corporativa que pudieran afectarle en el futuro. El nombre no se eligió por azar. Como buen emprendedor, quería ofrecer al mundo algo totalmente diferente y que fuera impactante para su audiencia. Mirando al diccionario vio que el río Amazonas, uno de los más grandes del planeta junto al Nilo, era el más grande y exótico del mundo. Le quito el sufijo -as y optó por Amazon, una de las compañías que facturan un mayor número de beneficios del mundo.

Actualmente, cuenta con una base de 30 millones de clientes alrededor del mundo después de ir incrementando su número de servicios en los últimos años. Uno de los más destacados que se puede encontrar en la red es Alexa, que ofrece servicios de analítica web. Así, esta plataforma permite medir los resultados de cualquier página web, y compararlo con los de la competencia gracias a un espectacular ranking que permite conocer dónde se encuentra un dominio respecto al resto de España y también del mundo. Sin embargo, necesita un mínimo de tráfico para poder recabar datos y ofrecerlos a los usuarios, y en caso contrario, no aparecerá dentro del ranking. Twitch es otra de las últimas grandes novedades de Amazon ofreciendo un servicio de streaming en vídeo, que quiere competir con Youtube, el principal medio de visualización de vídeos online y que es propiedad de otro de los grandes gigantes como Google. Sin embargo, sus principales puntos diferenciadores están relacionados con la venta de productos. A lo largo de su historia, Amazon ha ido creciendo y agrupando diferentes líneas de producto que han dado forma y han enriquecido todas las opciones en cuanto a oferta de productos se refiere.

De esta manera, hoy en día, Amazon ofrece música a través de su canal, las grandes novedades de las marcas de moda, ebooks, productos para empresas, la posibilidad de organizar envíos a la otra punta del mundo, restaurantes, productos de electrónica, libros, productos de ocio y muchas otras novedades repartidas en diferentes plataformas en su página web. Su gran fortaleza en posicionamiento SEO online le hacen no tener competencia en su campo, a diferencia de otros. Microsoft, Google y Apple se pisan en telefonía móvil, mientras que el buscador también intenta manipular presuntamente los resultados de búsqueda para evitar que su competencia pueda vender más productos. Sin embargo, su gran posicionamiento en los consumidores de Amazon le hacen no tener rival en la venta de productos online. Recientemente, ha caído repentinamente en bolsa debido a las últimas palabras de Donald Trump relacionadas con perjudicar a los pequeños comerciantes con su plan de trabajo.

Beneficios de usar Amazon

Con todo, el uso de algunas plataformas como Amazon conlleva numerosos beneficios para los usuarios. Los más destacados son los siguientes:

  • Integración de servicios. Pese a que muchos lo desconozcan, Amazon no se basa únicamente en la compra y venta de productos entre los diferentes usuarios. Han dado al salto al vídeo con algunas plataformas como Twitch, similar a Netflix, muy conocido por todos.
  • Permite comprar productos de alrededor del mundo. A cuantos de nosotros nos ha pasado el ir a una tienda y no encontrar aquello que tanto queríamos. Con Amazon, esto se acabó. Puedes adquirir diferentes productos a precios razonables de todas partes del mundo.
  • Envíos realmente eficientes. En apenas 48 horas puedes tener tu compra en casa a precios razonables, o incluso de forma gratuita en función del volumen de compra realizado. Con unos pocos clicks podemos tener lo que queremos en nuestro hogar de forma eficiente y rápida.
  • Un equipo técnico a tu servicio. El equipo humano de Amazon también es otro de sus puntos fuertes. Cualquier problema que se sufra durante el proceso, se cuenta con un servicio de ayuda en línea para resolver todas y cada una de tus dudas.

La finalidad inicial de Amazon siempre ha sido ofrecer una plataforma a nivel mundial dónde los usuarios podían compartir sus productos y venderlos a otros por un módico precio. Un objetivo que hoy en día ofrecen otras empresas de origen español como Wallapop. Sin embargo, la entrada en bolsa de la empresa y sus ambiciones de poder competir con otros gigantes tecnológicos como Google, Microsoft o Apple les llevó a expandirse alrededor del mundo. Aunque no es muy conocido pero Twitch, el reproductor de vídeo por streaming de la empresa norteamericana, solo fue superada por Whatsapp en tiempo medio de reproducción en nuestro país en el año 2017, según publicó el estudio anual de redes sociales del pasado curso.

Cómo vender en Amazon

Amazon tiene funciones similares a las de otras plataformas con los mismos objetivos: vender a otros usuarios. Es una opción para ganar dinero siendo niño. Así, si eres usuario en Wallapop sabrás de que va todo esto. El éxito de este tipo de metodología ha llamado la atención de otro gigante tecnológico como Facebook. La compañía de Mark Zuckerberg no ha ahorrado esfuerzos y ha puesto en marcha lo que se conoce como Marketplace. Dentro de la propia red social existe la posibilidad de anunciar productos de tu propiedad y venderlos por el precio que consideres conveniente. La única dirección que tenían los comercios ha dado un giro de 180 grados con las nuevas tecnologías. Hoy en día, cualquier usuario puede ser al mismo tiempo comprador y vendedor. Cada uno es responsable de sus propios productos y debe realizar las tareas de marketing que considere más efectivas. La polémica tampoco está apartada de este tipo de iniciativas. Sin ir más lejos, Wallapop ha acabado viendo como en Madrid se ponía de moda una iniciativa realmente turbia. Aprovechando que el Atlético de Madrid cambiaba su estadio al Wanda Metropolitano, en una zona totalmente diferente a la del Vicente Calderón, muchos vecinos vieron la oportunidad de hacer caja ante la dificultad que entraña aparcar cerca en días de fútbol. Así, pusieron a la venta en forma de alquiler sus plazas de parking de sus viviendas o las exteriores. El problema está en que este tipo de propiedades no son suyas, sino que están alquiladas. De esta forma, están subalquilando algo que no es suyo, cometiendo un delito. Wallapop, obviamente, eliminó todos los anuncios de este tipo.

Si nos centramos en Amazon, el primer paso para vender en esta plataforma pasa por crearse una cuenta en la web de la empresa norteamericana, con un pago de 39 euros al mes, teniendo acceso a múltiples mercados donde encontrar potenciales clientes para tus productos. Tendrás acceso al panel de control y para completar dicho registro deberás aportar una tarjeta de crédito, un número de teléfono, los datos de tu compañía, los datos de alguna persona de contacto y tu número de cuenta bancaria. Una vez tengas la cuenta creada llegará el momento de poner en marcha tu negocio eligiendo los principales mercados europeos que más te interesen (España, Italia, Francia, Inglaterra o Alemania) si tu objetivo es la venta en el viejo continente. Obviamente, también puedes elegir otro tipo de mercados como el chino o el estadounidense si tu público potencial se encuentra en estas zonas geográficas. Deberás subir tus productos con una descripción que tenga gancho e interese al consumidor junto con fotografías que inciten a comprar. No olvides que Amazon cuenta con unos excelentes recursos logísticos que facilitaran el transporte de tus productos hasta el consumidor. Los clientes cuentan con opciones de envío totalmente gratuitas y de una gran velocidad (en algunos casos puede llegar hasta las 24 horas o los 2-3 días hábiles), así como un eficiente servicio de atención al cliente en todos los idiomas locales del mercado en el que estés comercializando.

Como hemos dicho, es cierto que 39 euros mensuales que te cobra Amazon por usar sus servicios puede parecer una cantidad desorbitada, especialmente en función de tu volumen de venta. Sin embargo, la empresa de Jeff Bezos cuenta con un enorme tráfico en su página web hasta el punto que se ha convertido en la principal compañía de ventas del mundo sin contar con una tienda física. Publicar tus productos en su plataforma significa tener acceso a millones de potenciales clientes. El packaging es otro de los elementos diferenciales en la venta. Tu objetivo será que los potenciales clientes repitan en sus compras a tu empresa en el futuro. Por ello, intentarás que la impresión que se queden de tu compañía sea la mejor posible. Así, tendrás la oportunidad de empaquetar tu mismo el producto para que Amazon lo envíe, o dejar que sea la propia plataforma la encargada de empaquetarlos y hacerlos llegar a su destino. No hay que olvidar que los servicios logísticos de la empresa de Seattle son excelentes y que dejarlo en sus manos podría permitir que incrementaras tus ventas. Todas las operaciones bancarias también son totalmente automáticas. Amazon te enviará un correo electrónico para avisarte que el saldo de tu cuenta ya ha sido aumentado con el pago del cliente, y automáticamente mensualmente se te deducirá la tarifa de comercial en su plataforma. En este sentido, no es necesario que te preocupes por nada ya que el sistema se encarga absolutamente de todo. Con todo, Amazon se ha convertido gracias a un excelente trabajo en las últimas décadas en el portal principal para la compra y venta de productos sin la necesidad de llevar a cabo grandes inversiones en el establecimiento de tiendas físicas, aunque se puede trabajar en el almacén de Amazon Barcelona. Es junto a Google, Apple y Microsoft los grandes gigantes tecnológicos del momento.

¿Te ha gustado?