Cada día resulta más agobiante tener que tener tropecientas cuentas de correo electrónico. Lo peor es tener que dar una cuenta de correo electrónico para el trabajo, otra cuenta para temas personales, recordar cuales son, no recordar las claves de cada cuenta, etc.

Seguramente, a más de uno y a más de una, le habrá pasado… y la verdad… no hay nada peor que olvidarse de cuales son las contraseñas. Un problemón. Sobre todo, cuando más lo necesitas. Porque si se olvida y no recuerdas la clave y lo envías de manera continuada, pueden bloquearte hasta la cuenta.

Para intentar estar más tranquilos, más desahogados y sin estar tan agobiados al poder encontrar todos los correos que quieras en una misma cuenta. Para ello, está Gmail.

Gmail es para muchos, la opción perfecta para no tener que dar el correo personal ni que nadie se entere de cómo es (hay muchos que son realmente ñoños o ridículos y casi es mejor que cuanta menos gente lo conozca, mejor). Por eso, las opciones más acertadas (aparte de siempre hacer correos electrónicos sensatos y cortos), es hacerse un par. Motivos laborales o de estudios en uno (mejor Gmail) y los personales o sólo para publicidad, en otros. Como podría ser Outlook o como se decía hace muchos años, el famoso Hotmail.

Os explicamos en doncomos.com qué pasaos hay que seguir para poder poner fin a tantas cuentas y claves. Todo lo que te interese, en un mismo lugar, es ya posible.

Instrucciones para sincronizar outlook con Gmail

  1. Lo primero que tenéis que hacer, es ir a vuestro buscador y una vez allí, escribir la dirección de Gmail.
  2. Para ir sobre seguro, la dirección es la siguiente:
  3. www.gmail.com
  4. Para poder ingresar en la cuenta de Gmail es imprescindible disponer de una cuenta. Hay dos opciones: hacérsela por primera vez o hacerse una nueva.
  5. Y la otra opción, ya disponer de una cuenta de Gmail. Si es este el caso, tendréis que introducir vuestro correo electrónico y también, vuestra contraseña.
  6. ¿Qué hacer si no habéis tenido antes una cuenta en Gmail?
  7. En ese caso, tendréis que hacerla. En la misma página, tendrás que incluir los datos que se te piden.
  8. En el caso de que se te haya olvidado la clave o la hayas escrito de manera incorrecta y te diga que la contraseña es incorrecta, tienes la opción de dar a la casilla de “recuperar contraseña”. Tendrás que estar atento al correo que habías dado para poder abrir el mensaje y seguir los pasos que te digan.
  9. En caso de no tener ningún problema, después de introducir el correo electrónico y de poner la clave, se te abrirá Gmail.
  10. La gran ventaja de Gmail es que, una vez hecha la cuenta, abierto el correo y sincronizado, ya se te quedará abierto y no tendrás que andar abriendo y cerrando cuentas o tener que ir poniendo siempre las claves (algo que todos odiamos).
  11. Medio paso de todo ya lo tienes hecho. Bien. Ahora te queda todavía, sincronizar la cuenta desde Gmail a Outlook. Que no cunda el pánico. Sigue estos pasos.
  12. No salgas de Gmail. Fíjate en la pantalla, la opción de una rueda que verás (llamado configuración).
  13. Localízalo rápidamente. Mira la pantalla, en la parte de arriba, a la derecha, es donde está.
    Pincha sobre ello y ve a configuración.
  14. Es importante que te asegures de que tu teléfono móvil es el que se indica en la cuenta. Si tienes que añadir tus datos, asegúrate de que es el correcto. Revísalo por si acaso.
  15. Ahora, ve a la opción que verás que es reenvío y correo…etc.
  16. A continuación, tendrás que ir a descargar correo pop-imap. Pero debes estar atento/a. Mira detenidamente lo siguiente: tienes que fijarte muy bien en si está la opción de correo pop inhabilitado o bien, habilitado. Muy importante.
  17. No hay una mejor o una opción peor… simplemente, dependiendo de si quieres o no, habilitarlo, tendrás más o menos opciones. Por tanto, si quieres recibir todos los mensajes, dale a la opción de habilitar. Si no quieres, le das a inhabilitar. Es opcional según tus prioridades o comodidades. Pero tranquilo/a. Esta opción, también puedes ir cambiándola, según tus necesidades.
  18. Antes de darlo todo por hecho, siempre es mejor cerciorarse. Para ello, un truco antes de salir de la página y de la cuenta, es echarle un vistazo rápido. Ve a la opción de los datos de tu cuenta. Allí, ve a la pestaña de probar configuración de tu cuenta.
  19. Dale a seguir y finaliza.
  20. Sólo te queda finalizar con la opción de envía y recibe.
  21. Ahora ya sólo te quedará la opción de ir recibiendo todos los mensajes en la cuenta.
  22. No te olvides que tu eres quien decide las opciones que quiere en su correo. Es decir, tienes la posibilidad, desde la opción de configuración, como verás con las pestañas que se te abrirán, que, entre otras cosas, podrás cambiar el idioma.
  23. Ten en cuenta que, si le das a la opción de habilitar los mensajes para que se sincronicen, la capacidad de tu móvil también se irá llenando. Y, de hecho, si eres de los que reciben muchos documentos, imágenes, archivos y demás, necesitarás tener una tarjeta con bastante capacidad para que tu móvil no se quede continuamente con poca memoria y te deje tirada o tirado, cuando más lo necesites. Tenlo en cuenta…
  24. Seguro que con los pasos que te hemos dicho, no te será muy complicado poder sincronizar los correos de una cuenta de Outlook a una de Gmail (Outlook para los más rezagados es Hotmail) y la página de Gmail también es bastante simple e intuitiva. Pero si aun así, te cuesta seguir algunos pasos, puedes escribir directamente a Gmail en la sección de preguntas frecuentes o mirar vídeos en youtube.

¿Que necesitas para sincronizar outlook con Gmail?

  • Tener un ordenador.
  • Tener conexión a internet.
  • Hacerte una cuenta en Gmail.
  • Ten en tu teléfono móvil espacio libre suficiente para no llevarte una sorpresa desagradable de falta de espacio cuando más lo necesites.

Consejos para sincronizar outlook con Gmail

No te olvides que tu eres quien decide las opciones que quiere en su correo. Es decir, tienes la posibilidad, desde la opción de configuración, como verás con las pestañas que se te abrirán, que, entre otras cosas, podrás cambiar el idioma.

Cada vez van avanzando más las tecnologías y allá quedó Outlook sólo para abrir y cerrar la cuenta desde Microsoft. Lo mismo con otras opciones que había y que en su tiempo fueron desapareciendo… con Gmail, llegó la revolución para quienes tienen muchas cuentas o bien, quieren o necesitan estar conectados en todo momento.

También tienes la opción de poder sincronizar la cuenta de Gmail en cualquier dispositivo que tenga acceso a internet. Desde el ordenador, pasando por el teléfono móvil, la Tablet, etc.Gmail no es de pago. Como muchas otras opciones y por suerte, es gratuito. Eso sí, si necesitas ampliar la capacidad de la memoria para guardar correos y datos personales, tendrás que pagar para ello. El almacenaje es gratuito, sí. Pero sólo para una determinada cantidad. Lo demás, se paga.

Si lo vas a tener en tu teléfono móvil, necesitarás tener bastante espacio libre para que no empiece a ocupar más memoria de la que dispones. Y algo más útil todavía, borra todos los documentos y archivos que no necesites. De tanto en tanto, aunque sea una vez al mes, borra en tu dispositivo móvil los cachés (seguro que sólo con eso, consigues tener de golpe, bastante espacio libre con el que no contabas).

 

 

¿Te ha gustado?