Android es un sistema operativo para telefonía móvil y dispositivos móviles que ha sabido ganarse la fidelidad de los usuarios, gracias a la gran diversidad de alternativas de uso, interfaces y aplicaciones que una gran comunidad de desarrolladores ha consolidado a lo largo de los años para una variedad de plataformas y modelos.
La buena noticia es que ese trabajo (el de investigar y encontrar nuevas alternativas para el manejo y diseño de Android en un dispositivo) ya no sólo es privilegio de los diseñadores y programadores: ahora puedes convertirte en un usuario Root, que se esmere por el buen funcionamiento y la extrema personalización de su teléfono.
Aquí te decimos cómo hacerte un usuario Root.

Seguramente alguna vez has escuchado la expresión “Hay que rootear el dispositivo tal”, en referencia, tal vez, a tu propio teléfono. Pues esa frase se refiere a lo que un Usuario Root puede hacer en un dispositivo a través de un SO Android.
¿Qué es un usuario Root? Como bien sabes, cada tipo de usuario que accede a un SO cuenta con una serie de privilegios. Un usuario Root es un tipo de cuenta de usuario que disfruta de un control absoluto sobre todas las funciones del SO Android.

Para decirlo en pocas palabras: si rooteas tu teléfono accederás a todas sus funciones, incluso aquellas ocultas por el fabricante.
A todo esto cabe hacer una reflexión: ¿Por qué todos los terminales con SO Android no vienen rooteados de manera predeterminada? Porque una vez que rotees tu dispositivo, corre por tu cuenta y sólo por tu cuenta lo que hagas con él. Y es que las cuentas root no fueron diseñadas para ser empleadas por los usuarios finales, sino sólo como una medida para mantenimiento y reparaciones, mediante la realización de modificaciones en el sistema.
¿Es recomendable convertirse en un usuario Root, una vez mencionado esto? Sólo si sabes lo que estás haciendo. De manera que vamos a darte las cuatro razones de peso para rootear tu Android.

¿Que necesitas para ser usuario Root?

Para mejorar su rendimiento. Es bien sabido que los teléfonos Android han alcanzado un rendimiento impresionante que, en no pocas ocasiones, rebasa las posibilidades del iPhone. Sin embargo, para evitar un supuesto desgaste de los componentes, las unidades raras veces lleganal 100% de su rendimiento. Mediante un usuario Root tendrás la posibilidad de hacer que tu terminal Android rinda todas sus posibilidades. Eso sí: cuidado con el sobrecalentamiento.
Acceder a todas las actualizaciones de Android. Google y los desarrolladores de Android lanzan varias veces al año actualizaciones del SO Android, pero no todas llegan al usuario final. Eclair, Froyo, Gingerbread… son algunas de las versiones que no llegan al usuario debido a que las operadoras y los fabricantes se tardan en lanzarlas.

Lo grave del caso es que esto deviene en que disfrutas de una tablet o de un móvil último modelo, pero con un SO obsoleto. Gracias al usuario Root puede actualizar a la versión del SO que más convenga a tu dispositivo.
Implementar todo tipo de utilidades y funciones. Instalar una radio, ampliar las funciones del SO, hacer al móvil más integrado con la PC…
Titanium Backup. Una aplicación que bien vale la pena rootear un dispositivo, pues permite hacer toda una copia de los contenidos y aplicaciones del dispositivo en unos cuantos sencillos pasos. Para instalarla y operarla, debes ser un usuario Root.

Instrucciones para ser usuario Root

como-ser-usuario-root-movil

Para rootear tu dispositivo necesitas que se encuentre entre las versiones 1.5 y 5.x del Sistema Operativo Android. Algunos modelos ya vienen con herramientas para ser rooteados, como Framaroot u Odín. En el caso de que tu teléfono no cuente con ellas, sigue estos pasos:

  1. Descarga el .apk para convertirse en Root Master desde aquí.
  2. Es necesario que concedas los permisos para instalar aplicaciones de orígen desconocido en tu dispositivo.
  3. Instala el .apk de Root Master. La primera pantalla que va a aparecer señalará que el programa comprueba la compatibilidad con tu móvil o tableta. Si es compatible, aparecerá una segunda pantalla en la que aparecerán tres botones. Dale al botón que señala “Root”.
  4. La aplicación va a analizar tu móvil o tableta. Una vez hecho, aparecerá otra pantalla en la que también podrás ver la palabra “Root”. Toca en ella.
  5. Comienza un proceso que puede llevar algunos minutos, al final del cual verás otra pantalla. En ella aparece un botón púrpura. Tócalo, y hecho: tu dispositivo se encuentra Rooteado.
  6. La aplicación a través de la cual controlarás el rooteo se llamar SuperSu. Procura descargarla en español.

Consejos para ser usuario Root

¿Se pierde la garantía del teléfono o de la tablet al rootearlo? Sí, pero como se trata de un proceso reversible, puedes deshacer los cambios antes de hacer valer tu garantía con el fabricante.

Te invitamos a conocer cómo utilizar Ubuntu para que sepas a dominar más sobre Internet y navegación.

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 60,00% le ha gustado.