La limpieza, siendo el principio básico de la higiene, igualmente contribuye al cuidado, especialmente de los equipos tecnológicos. Mantener la limpieza de los equipos tecnológicos de manera general facilita que estos duren mayor tiempo, siendo funcionales y con su capacidad al cien por ciento. El teclado del ordenador por ejemplo, es uno de los accesorios que más suele acumular suciedad, si lo mantienes limpio te será más fácil teclear rápido.

El uso frecuente y el polvo que entra a la habitación donde se encuentra la PC podrían ser las principales razones para ello. Es bastante frecuente leer cada cierto tiempo, estudios científicos que demuestran la enorme cantidad de bacterias que se acumulan en estos dispositivos. Algunas incluso pueden causar severos daños para la salud.

teclado

Es por ello que te proponemos una serie de consejos y trucos que te ayudarán a mantener la limpieza de este accesorio.

Trucos para evitar la suciedad en el teclado

Antes de comenzar a usar el ordenador, especialmente si sueles hacer bastante uso del teclado: lávate las manos. Esto evitará que se acumulen bacterias externas en las teclas del ordenador.

Comer y beber frente al ordenador, constituyen las primeras causas de la acumulación de suciedad en el teclado. Por tanto este es uno de los malos hábitos que deberías evitar para proteger la limpieza de este dispositivo. Los restos de comida pueden caer entre las teclas del teclado y en el futuro serían muy difíciles de remover. El derrame de algún líquido en el teclado podría dañar su funcionamiento por completo o el de algunas teclas importantes.

Protege el teclado con alguna funda protectora. Este tipo de accesorios suelen ser muy baratos en las tiendas de informática. De esta forma proteges el teclado durante el tiempo que no lo estás utilizando. Además, las fundas pueden limpiarse o cambiarse de forma más fácil que un teclado en sí.

Consejos para limpiar el teclado

Existen numerosas maneras de limpiar el teclado, solo debes escoger la que mejor se acomode al tipo de dispositivo que tienes y los materiales de los que dispones.

teclado

  1. Puedes utilizar un paño que esté limpio y totalmente seco, esparciendo spray limpiador de muebles en la toallita.
  2. Igualmente puedes humedecer sutilmente el paño con una pequeña dosis de alcohol o líquido desinfectante para eliminar todas las bacterias. Es importante no esparcir los líquidos directamente en el teclado para evitar dañarlo.
  3. Un secador de pelo te puede servir para volar toda la suciedad y el polvo acumulado en el teclado. Funciona como una aspiradora a la inversa, aunque después te recomendamos pasar un paño limpio por los alrededores.
  4. La manera más fácil y la que seguramente practicamos todos casi a diario: darle la vuelta al teclado y darle ligeros toques para que caiga la basura acumulada.

Limpieza profunda del Teclado

Para llegar a los difíciles rincones entre una tecla y otra, te recomendamos utilizar hisopos. Aunque tiene un nombre un poco extraño, estos no son más que los pequeños palillos para limpiar los oídos. Solo tienes que humedecer los algodoncitos con algo de alcohol o colonia (así quedaría el teclado con mejor olor) y pasarlo entre las teclas.

Para una limpieza más profunda te recomendamos sacar las teclas una a una y limpiarlas individualmente con un cepillo ligeramente humedecido.

Pasos a seguir para una limpieza general y profunda del teclado

  • Apaga la computadora y desconecta el teclado.
  • Coloca el teclado boca abajo y utiliza una lata de aire comprimido para retirar la suciedad. Puedes valerte de un secador de pelo en caso de no tener la lata.
  • Limpia los lados de las teclas con hisopos de algodón remojados en alcohol.

En caso de derrame de algún líquido

Si estabas bebiendo algún refresco u otro tipo de líquido viendo algún video de YouTube en el ordenador y el líquido se derramó accidentalmente. ¡No te preocupes! Tenemos tres trucos que te ayudarán a evitar mayores daños.

teclado

Primer truco

  1. Desconecta rápidamente el teclado o apaga el ordenador.
  2. Voltea el teclado y agítalo con fuerza.
  3. Seca tanto como puedas, aunque manteniendo el teclado boca abajo.
  4. Déjalo en esa posición durante al menos una noche para que escurra todo el líquido que pudo quedar.

Segundo truco

Este truco igualmente funciona para una limpieza muy muy profunda

  1. Apaga la computadora y desconecta el teclado.
  2. Voltea el teclado y retira los tornillos apoyándote de un destornillador pequeño.
  3. Levanta la parte que tiene las teclas y coloca la mitad de abajo hacia un lado.
  4. Voltea la parte superior y presiona la zona donde se encuentran las teclas para sacarlas.
  5. Llena un recipiente con agua caliente y detergente líquido.
  6. Coloca las teclas en el recipiente y utiliza un cepillo para limpiarlas.
  7. Seca las teclas al aire libre o utiliza un secador de pelo.
  8. Limpia igualmente la parte vacía del teclado con detergente y sécala con un paño limpio y seco.
  9. Arma nuevamente el teclado y comprueba que funcione.

Tercer truco

  1. Desconecta el teclado.
  2. Necesitas un cuchillo de cocina pequeño, un trapo y un limpiador multiusos.
  3. Envuelve el cuchillo con el trapo. Intenta que la tela se mantenga bien apretada.
  4. Humedece el trapo con el limpiador.
  5. Coloca el cuchillo entre las zonas sucias del teclado. Esfuérzate en mayor medida en la zona de entre las teclas.
  6. Remoja el trapo cuando sea necesario para continuar la limpieza.
  7. Sécalo con un secador.
  8. Conecta el teclado y disfruta de escribir nuevamente.

Siempre ten en cuenta los consejos que te recomendamos anteriormente para evitar estos derrames accidentales y la acumulación de suciedad en el teclado. Recuerda que de la limpieza del equipo dependerá su funcionamiento a largo plazo. Además, siendo una zona donde se acumulan las bacterias en mayor medida, estarás cuidando igualmente de tu salud.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.