La elaboración de documentos de texto ha experimentado una larga evolución a la largo de la historia. Se empezó haciendo mensajes en las piedras y, posteriormente, se empezaron a usar papiros por parte de los egipcios. A lo largo de la Edad Media, el papel y la elaboración de libros también fueron una constante gracias al uso de la pluma estilográfica. Sin embargo, Gütenberg revolucionó este mundo con la invención de la imprenta.

El trabajo manual empezó a dejarse atrás en la Edad Moderna también gracias al invento de la máquina de escribir en el siglo XX. Las palomas mensajeras fueron dejando su sitio a los carteros. La aparición de la informática, y más concretamente de Windows, fue el paso definitivo. La compañía de Bill Gates ha ido evolucionando los sistemas operativos al mismo tiempo que el paquete de Microsoft Office, que tiene como programa estrella a Word, que puede agrupar documentos en un CRM.

¿Qué es Word?

Microsoft Word es el programa por excelencia de todos los que contiene Office. ¿Te acuerdas utilizar el bloc de notas del ordenador para la toma de apuntes rápidos que debías recordar? Word es el siguiente paso. Es una aplicación que nos permite tratar con texto que surgió en la década de los 80 en Estados Unidos. De hecho, es tan utilizado que actualmente, todos los PC que compramos ya incorporan este tipo de programa. En algunas ocasiones, el precio de la computadora ya nos incorpora el paquete Office, mientras que otras deberemos comprar la licencia para poder activarlo. Las funciones principales del Word no son otras que proporcionar una plataforma al usuario en el que poder redactar textos, preparar monografías, o incluso escribir artículos que puedan acabar siendo publicados posteriormente en un libro, previa edición por parte de una empresa especializada.

Cuenta con numerosas fuentes incorporadas que nos permiten elegir el tipo de letra que nos guste más, además de contar con la opción de añadir alguna más si así lo deseamos. Para ello, deberemos descargarlas de Internet e incorporarlas al programa. Además del tipo de letra, también podemos seleccionar entre varias opciones como si queremos que algunas palabras estén en negrita, cursiva o subrayadas, es decir, podemos adaptar el texto a nuestro gusto. Asimismo, el color es otra de las opciones variables. Existe una paleta de opciones realmente amplia. Además, del color también podemos escoger el espacio entre líneas, es decir, el interlineado y elegir aquellas partes del texto que queramos que sean títulos. Sin duda, tenemos el control sobre todo lo que se denomina texto, e incluso los márgenes a nuestro gusto, pudiendo añadir pies de página o encabezado, además de número de página.

No obstante, Word no es algo que se limite únicamente a texto. Si tenemos que entregar algún tipo de trabajo o un proyecto que requiera formalidad, desde este programa también podemos proyectar diferentes tipos de portada con las que podemos llegar deslumbrar a nuestra audiencia. Incluso, además de texto, también podemos incluir imágenes, gráficos y otros tipos de accesorios que complementen la información que estamos dando. De hecho, otros programas del paquete office, como Excel, permiten la realización de gráficos estadísticos y hojas de cálculo que ayudarán también a nuestro trabajo en Word como para hacer trípticos online.

Las funciones de Microsoft Word

Además, de la cantidad de información que se dé al lector, la calidad de la misma, incluyendo criterios gramaticales  y ortográficos, es fundamental. Por esta razón, esta plataforma incorpora un corrector tipográfico que podemos automatizar si lo deseamos, como ocurre con los smartphones. Con ello, el propio redactor puede ver de una forma muy intuitiva donde puede haber cometido algún tipo de error. El corrector de Word subraya de color rojo los errores ortográficos, y de color azul los de tipo sintáctico.

Con el botón derecho del ratón, accederemos a las diferentes opciones que nos propone el programa para subsanar nuestro error. Como hemos dicho anteriormente, podemos hacer que los cambios sean automáticos, o por lo contrario, los apliquemos nosotros mismos si los creemos necesarios. Todo es a gusto del consumidor. Además, otro de los complementos que ofrece Microsoft Word, es el de contar palabras, caracteres con espacios y sin espacios. En algunos casos, los trabajos pueden tener un límite de palabras, o por otro lado, un mínimo de ellos.

Con esta herramienta, podemos contarlas y controlarlas en todo momento. La presentación es otro de los puntos fuertes de Word. El interlineado puede ser modificable, es decir, el espacio entre líneas. También los márgenes si queremos que las líneas sean más o menos largas. Además, si tenemos alguna duda con alguna de las funciones de este programa, también podemos acceder al servicio de ayuda de Microsoft donde encontraremos una explicación sencilla sobre dónde podemos encontrar lo que buscamos. También el proceso para conseguir los resultados que queramos.

Beneficios de Word

Con todo, Microsoft Word cuenta con numerosos beneficios para todos los usuarios que utilicen este programa para todo lo relacionado con la redacción de textos. Los más destacados son:

  • Redactar textos de una forma efectiva. A través de un portátil o de un ordenador es posible poder llevar a cabo diferentes tipos de texto sin ningún tipo de contratiempo y con total facilidad. De esta forma, ahorraremos mucho tiempo y se podrá leer de una forma mucho más sencilla que si lo hicieras a mano.
  • Poder modificar nuestros errores. La máquina de escribir tenía un problema. Se escribía el papel y se imprimía al mismo tiempo. Con Word si cometemos errores los podemos subsanar de una forma realmente sencilla.
  • Añadir más cosas que texto. Además de escribir letras, palabras y oraciones también podrás añadir diferentes imágenes, gráficos y todos los accesorios que sean necesarios para poder decorar y complementar nuestro trabajo.
  • Facilidad para conseguir el programa. Actualmente, Microsoft Word es uno de los programas de ordenador más comunes que podemos encontrar en cualquier tipo de dispositivo. Incluso, está disponible para teléfono móvil y tablets. Por tanto, podremos utilizarlo con suma facilidad.

Cómo instalar Word

Una vez conocido el programa, y sus características principales, es momento de saber cómo podemos descargarlo e instalarlo fácilmente, al igual que podemos instalar Excel. Uno de los pensamientos más equivocados que suelen tener los usuarios es el de llegar a pensar que los ordenadores vienen con todos los programas de Office instalados. Es cierto que podemos comprarnos un equipo y que éste ya los tenga preparados. Pero, esto es porque previamente alguien los ha instalado antes de venderlos. Sin embargo, en otro tipo de casos, esto no suele llegar a ocurrir por lo que es necesario que lo hagamos nosotros. Está disponible para Windows 10, Android o iOS. Si cuentas con un ordenador de tipo portátil y quieres llegar a saber cómo conseguir Word, te lo explicamos a continuación de una forma sencilla e intuitiva.

El primer paso, obviamente, es descargarse el programa. Lo podemos hacer a través de la web de Microsoft, aunque obviamente hay muchas páginas web que también lo ofrecen sin ningún tipo de problema. Al ser un programa de gran tamaño, nuestra conexión a Internet puede resultar algo justa por lo que deberemos esperar para poder finalizar la descarga. Los últimos avances en informática permiten que podamos seguir realizando nuestras tareas habituales, mientras paralelamente se va descargando el programa. Una vez se haya descargado, en la parte inferior de la pantalla ,veremos un archivo .exe que será la aplicación que deberemos instalar para poder usar Word.

El proceso de instalación es realmente sencillo e intuitivo ya que es totalmente guiado en todo momento y, por tanto, solo tenemos que seguir las instrucciones que nos dicen en la pantalla. Al igual que la descarga, y siempre dependiendo del tipo de ordenador y de su potencia, tardará más o menos. No obstante, al igual que en la descarga, puedes hacer otro tipo de tareas mientras dejas la instalación en cola. Solo es cuestión de paciencia.

Una vez tengamos instalado Microsoft Word, ya podremos empezar a usarlo. Sin embargo, ten en cuenta que existen algún tipo de limitaciones si usamos la versión legal. Para empezar, y al igual que ocurre con numerosos programas, tendremos una versión de prueba donde todas las funcionalidades estarán disponibles. Pasado el período de prueba será necesario que activemos el programa si queremos utilizarlo de forma permanente. Esto implica el pago de la cuota que la empresa de Bill Gates tiene para este tipo de dispositivos.

Empieza a usar Microsoft Word

Si no queremos abonar la cantidad necesaria, la otra opción sería buscar en la red un programa que tenga un crack y, por tanto, pueda simular el propio programa ya activado. No obstante, existen múltiples cuotas adaptables a nuestras necesidades y no suele ser una cantidad elevada. Al igual que ocurre con otros dispositivos, también existe la posibilidad de pagar una cuota y poder compartirla con otras personas.

Sin duda, Microsoft Word es la mejor opción disponible en el mercado para poder redactar textos. Hoy en día, además, es un requisito indispensable para poder acceder a diferentes puestos de trabajo, especialmente en el sector administrativo donde constantemente se está utilizando este tipo de programa.

¿Te ha gustado?