Da la impresión de que cada vez son más los programas que necesitamos para poder usar o -al menos- sacar partido a los ordenadores y dispositivos móviles modernos; basta con pensar que muchas de las aplicaciones que hoy son cotidianidad para miles (o millones) de personas, hace diez años lo era solo para algunos cuantos o ni siquiera la app no existía.

Asimismo, algunas de las aplicaciones que hoy día parecen imprescindibles, lo son desde hace mucho tiempo -tecnológicamente hablando-, como las herramientas de Microsoft como Word, PowerPoint o simples programas como Paint o sobre el que hablaremos hoy, WinRAR.

Muchos de los lectores ya habrán oído este programa antes, sin embargo, para otros, es posible que sea la primera vez que se topan con el susodicho, pero, ¿qué es el WinRAR?  Podemos definirlo como una herramienta que nos permite administrar archivos comprimidos que tengamos en nuestro ordenador o móvil/tablet.

¿Qué es un archivo comprimido? ¿Para qué sirve? Básicamente, un archivo comprimido es un archivo que tiene la capacidad de representar una determinada cantidad de información en un menor espacio posible, es decir, como su nombre lo indica, es un tipo de archivo que permite que otro u otros pesen menos en tu ordenador.

En cuanto a su funcionalidad, es muy variada, pues los usos pueden varias drásticamente según a lo que te dediques, es decir:

Puedes subir archivos a Internet menos pesados y unificarlos en una descarga: ideal para los desarrolladores de softwares o aplicaciones, que suelen buscar una descarga rápida y un proceso sencillo de instalación.

Puedes comprimir información que tengas guardada en tu ordenador sin necesidad de borrar nada, además, puedes cifrarla, de manera que quedaría protegida de chismosos que urgen en tu información personal.

Puedes juntar archivos de varios tipos, es decir, música, videos, fotos… ¡todo en una sola compresión!

Como información complementaria, debes saber que WinRAR lleva vigente desde 1995 y el archivo de compresión desarrollado por su creador, Eugene Roshal, el RAR, es el más famoso junto con el ZIP.

¿Que necesitas para instalar Winrar?

En primer lugar, es fundamental saber en cuáles de los dispositivos que tienes en casa pueden ser compatibles con este software, por ello, aquí debajo te dejamos una lista con los S.O. compatibles y la versión mínima requerida -si así se indica-:

Windows (XP en adelante, incluido)

Android (4.2 versiones posteriores, incluido)

MacOS  (versión oficial; también existe otra versión alternativa que no es como la otra, versión command-line)

Sin embargo, te dejaremos también, más tarde, algunos consejos para los usuarios de Apple que quedan a la deriva ante este tipo de archivos: eso sí, les decimos desde ya dos cosas; la primera es que hay solución para su problema de no existir el WinRAR y la segunda es que es necesario que cumplan con los requisitos que les dejamos aquí abajo, que son generales:

  • Tener una buena conexión a Internet para la descarga de la aplicación/programa que puede ser a través de Wifi o datos móviles (¡ojo con tu tarifa!).
  • Tener espacio suficiente de almacenamiento (no es necesario que sea mucho): aunque no pese mucho la app es bueno que no sobrecargues tu dispositivo con demasiadas apps/programas, empeoras su rendimiento lo que es igual a ralentizarse.
  • Recuerda que el programa WinRAR es de pago, es decir, debes comprar una licencia para poder usarlo, al menos en su versión de Windows; la licencia cuesta alrededor de 40 euros, sin embargo, es muy fácil conseguir programas parcheados para obtenerlo gratis. La versión gratuita dura 40 días, si sigues la legalidad, prepara la billetera.

Instrucciones para instalar Winrar

Como pueden ver, WinRAR es un programa que parece estar dirigido, en gran medida, a los dispositivos Android y Windows, aunque no nos extrañaría que, pronto, llegasen también al mundo iOS. Por ello, daremos prioridad a estos dos S.O. y luego tocaremos lo inherente a iOS.

como-instalar-winrar2

Sistemas Windows

  • Accede a la web oficial de WinRAR buscándolo en Google.
  • Una vez allí selecciona tu arquitectura de Windows y tu idioma.
  • Espera que la descarga se inicie, una vez esté terminada, haz doble clic en el instalador.
  • Sigue los pasos indicados por el propio instalador y ¡listo!

¿Cuál es mi arquitectura de Windows? Puedes saberlo de varias maneras:

  • Haciendo clic derecho en el icono de “Mi equipo” y, a su vez, clicando en “Propiedades”, se te abrirá una ventana con datos sobre la versión de Windows.
  • Puedes consultarlo, si tu ordenador y trae una versión de Windows, en la caja o en el manual del fabricante.
  • Asimismo, también puedes buscarlo en Internet, preguntándoselo a tu amigo de confianza: Google.

Recuerda: la versión de Windows debe coincidir así como su arquitectura, si no, no funcionará bien el programa.

Sistemas Android

El proceso se puede llevar a cabo de dos maneras, grosso modo, una manual y otra automática; comencemos con la manual:

  • Accede a una web en la que se suban los archivos .apk (como APK Mirror, que es segura).
  • Localízalo en tu móvil/tablet: una vez que lo hayas encontrado toca sobre el mismo y espera a que la instalación se lleve a cabo, antes deberás “Aceptar” los permisos que te pida.
  • No olvides: debes tener activada la función de “Orígenes desconocidos” en tu dispositivo. En Android 8.0/1 se puede activar desde la propia instalación, en versiones anteriores, deberás hacerlo previamente desde “Ajustes”.

De manera automática:

  • Accede desde tu ordenador (en ese caso deberás estar en la misma sesión de Google que tu dispositivo) o en tu propio móvil/tablet a la Google Play Store.
  • Basta con tocar en el botón de “Instalar”, sumado a ello, debes aceptar los permisos y empezará la descarga.
  • Una vez haya terminado (desde el ordenador tarda un poco más) te llegará una notificación, eso significa que ¡está listo!
  • Esta modalidad es recomendable para todos aquellos que no necesitan instalar versiones anteriores o hacer instalaciones sin usar la Play Store.

Sistemas iOS

Ordenadores Mac

  • Accede a la web oficial de WinRAR buscándolo o desde ESTE enlace.
  • Una vez allí selecciona MacOS y tu idioma.
  • Espera que la descarga se inicie, una vez esté terminada, haz doble clic en el instalador.
  • Sigue los pasos indicados por el propio instalador y ¡listo!

iPhone/iPod/iPad

En estos casos, te recomendamos que instales desde la tienda de Apple la aplicación de iZip, ideal para poder trabajar con este tipo de archivos sin problema alguno en tus dispositivos móviles.

Consejos para instalar Winrar

¡No te vayas aún! Quédate a ver estos consejos

Probablemente, el mejor (y mayor) consejo que te podemos dar sobre este formato es que busques las versiones que hay parcheadas o libres del mismo en Internet, para poder disfrutarlo al máximo, sin problema alguno, nosotros, por supuesto, no podemos darte el enlace directo, pues si decides hacerlo, debe correr bajo tu propio riesgo.

como-instalar-winrar3

Además, es importante recordarte la facilidad de los archivos comprimidos, en este caso, los RAR, pues con WinRAR podrás crear archivos con diferentes tipos de ellos y con un peso claramente al inferior respecto al de cada elemento por separado.

Finalmente, te damos las gracias por haber llegado hasta aquí, asimismo, esperamos que te haya resultado útil ¡a comprimir!

¿Te ha gustado?