La mayoría de los ordenadores actuales tienen como sistema operativo Windows, aunque otros sistemas como lo son Linux, con su versión Ubuntu o Mac, de Apple, han logrado ganar terreno respecto al OS desarrollado por la compañía de Bill Gates que venía de un software no muy bien aceptado por todos: Windows 8/8.1.

Asimismo, se tiene la común creencia de que Windows es el sistema más inseguro del mercado, cuestión que es, en gran parte falsa, porque en gran medida, este sistema operativo es uno a los que más se ha trabajado para desarrollar virus y por ello es común que se vea afectado (es decir, cuando se trabaja más para atacar un software, es más común que los usuarios menos expertos estén al corriente de todo).

De hecho, desde las ultimas actualizaciones se ha empezado a desarrollar, a través de la app Windows Defender, un sistema de defensa antivirus que podría ser el que toque con la tecla que le faltaba a Windows para defender incluso a aquellos que saben menos.

Por ello, en este artículo te enseñaremos cómo instalar el sistema operativo de Windows o, en su defecto, hacer un upgrade (es decir, una actualización a esta versión más reciente del sistema) desde el XP -que creemos ya casi nadie usa-, Vista, 7, 8 u 8.1.

De igual manera, te enseñaremos lo que necesitas, te daremos algunos consejos y, además, en nuestra guía paso a paso, trataremos de no dejar a nadie fuera. Dicho todo esto, ¡comencemos!

¿Que necesitas para instalar Windows 10?

Previo a la instalación de Windows 10: ¿Qué necesito?

como-instalar-windows-10-3

Bien sea porque acabas de comprar un portátil nuevo sin software o tengas alguno con unos años y quieras actualizarlo, Windows 10 necesita un mínimo para poder correr en tu ordenador:

Para los dispositivos con versión 32 bits:

  • Procesador de 2 GHz que sea compatible con SSE2, PAE y NX.
  • Memoria RAM de 1 GB.
  • Memoria ROM, es decir, el espacio en tu disco duro, de 16 GB.
  • Una tarjeta gráfica compatible con Directx9.

Para los dispositivos con versión 64 bits:

  • Procesador de 2 GHz que sea compatible con SSE2, PAE y NX.
  • Memoria RAM de 2 GB.
  • Memoria ROM, es decir, el espacio en tu disco duro, de 32 GB.
  • Una tarjeta gráfica compatible con Directx9.

Además, como requisito común tenemos que el dispositivo deberá soportar, como mínimo, una resolución de 1366 x 768 píxeles. Estos serían los requisitos de hardware que debe cumplir tu ordenador, pero, también hay una serie de elementos que necesitaremos para el proceso de instalación de Windows 10.

Va a depender de varios factores, ya que, algunos prefieren las memorias USB y otros los CD, lo cierto es que te daremos ambas opciones:

Software de instalación de Windows 10, es decir, el OS. El enlace de descarga es el siguiente: https://www.microsoft.com/es-es/software-download/windows10. Debes hacer clic en ‘descargar la herramienta ahora’.

Debes disponer de una memoria USB o de un DVD, ya que el CD tiene muy poco espacio para el que necesita este sistema.

Si haces la descarga desde un ordenador, debes tener en cuenta que es necesario también tener el espacio en el mismo, que es de, aproximadamente, 10 GB, lo que quiere decir que debes tenerlo disponible durante todo el proceso.

Este último requerimiento es muy importante, puesto que, si Windows 10 comienza a descargarse con la herramienta y luego se queda sin espacio, perderás todo el progreso de la descarga.

Dicho todo esto y advertido de los ‘peligros’ a los que te puedes enfrentar en este proceso, podemos comenzar con el proceso y guía paso a paso de instalación de este sistema operativo

Instrucciones para instalar Windows 10

¿Cómo instalar Windows 10 en mi ordenador? Guía paso a paso

como-instalar-windows-10-2

Existen múltiples sistemas para poder instalar el sistema operativo Windows 10 en tu terminal. Como primer sistema que utilizaremos, tenemos el de usar un archivo de imagen o archivo ISO, luego, te enseñaremos usando una memoria USB o pendrive.

Ninguno de los dos métodos de instalación podríamos definirlos como difíciles, pero sí que llevan muchos pasos y ello puede hacer que te resulte complejo.

Siempre debemos partir del asistente o herramienta que nos da Windows 10, que debiste haber descargado en el apartado previo. No te recomendamos, bajo ninguna circunstancia, que descargues Windows desde una web pirata, puede tener, en el propio sistema un virus, del que nunca te podrás librar porque ya viene con el mismo (¡aunque creas que no está ahí!).

Método 1: instalación a través de una imagen ISO

  1. Una vez descargada la herramienta, deberás ejecutarla, al mismo tiempo, utilizando el lector de DVD de tu ordenador o uno externo, insertar un DVD virgen (lo puedes comprar en cualquier tienda de electrónica o en los propios chinos por menos de 1 euro).
  2. Windows te preguntará una serie de preferencias como lo son si quieres mantener los datos (lo ideal si no quieres perder nada) o instalar ‘desde cero’, es decir, arrasar con todo, ideal si tu portátil tuviese un virus que no puedes borrar. Luego te preguntará donde va a guardar el archivo (descarga y va guardando) y si quieres la versión de 32 o 64 bits, o incluso ambas.
  3. Debes aceptar las condiciones y esperar la descarga. Una vez terminada, tendrás la imagen ISO que procederás a grabar al DVD virgen que metiste en el primer paso. Basta con tener un grabador o hacer clic derecho en la imagen y clicar en la opción ‘montar en…’ o ‘grabar en…’ aparecerá la Unidad de disco, es decir, tu DVD.
  4. Ya tienes Windows 10 en tu DVD. Ahora deberás insertar el DVD en el mismo ordenador o esperar a que finalice de montarse la imagen y esperar a que se actualice el contenido en el administrador de archivos y darle doble clic, se abrirá una herramienta similar a la descarga y comenzará, en efecto, la instalación de tu Windows. Te recordamos que debes acceder al BIOS de tu dispositivo y marcar que el mismo debe iniciar desde el DVD.
  5. Es un proceso que tarda alrededor de media o una hora y que, durante el mismo, si tienes un portátil, debes tenerlo enchufado, puesto que gasta mucha batería y ello aumenta en esta fase de continuos reinicios del dispositivo. Hacia el final comenzará a desplegarse una serie de opciones para preconfigurar el Windows.
  6. Habrá un punto en el que se te pedirá la clave de licencia para activar Windows. Podrás saltarlo por ese momento sin inconveniente alguno.
  7. ¡Listo! Ya tienes Windows 10 en tu dispositivo, no te pierdas nuestro apartado de consejos y sugerencias para saber cómo activar Windows de forma legal y económica.

Método 2: instalación a través de memoria USB

  1. Como en el caso anterior, es imprescindible que hayas descargado la herramienta, la hayas iniciado y que haya comenzado el proceso de descarga. El pendrive que usarás debe tener como mínimo 16 GB de espacio (en realidad basta con 12-11 o hasta 10 GB, pero no hay memorias de esa capacidad).
  2. Tal y como también te lo explicamos en el método anterior, es imprescindible que tengas en claro si necesitas limpiar tu ordenador o lo que quieres es un simple upgrade, esto te lo decimos porque, si el caso es que quieres ambas cosas, entonces debes guardar lo que te importe en donde te interese y luego de borrar todo, pasarlo de nuevo.
  3. Terminada la descarga, comienza el delicado proceso de configurar la memoria USB para que el Windows arranque desde allí y que lo lea, lo que suele ser un problema no poco común. Así que prepárate para acceder al BIOS.
  4. Puedes configurar de manera manual (aunque estén por allí programas que te configuran de manera automática el pendrive) el instalador de Windows 10 a través de una memoria flash. Al conectar la memoria flash debes formatearla en FAT32 y marcarla como partición activa en ‘participación de disco USB’. Puedes consultar más información en esta guía oficial de W10.
  5. Como anticipamos, al iniciar el ordenador, debes configurar la BIOS para que inicie desde esta unidad que acabas de formatear como FAT32 y marcar como partición activa, además de pegarle el archivo descargado. Comenzará la instalación.
  6. Como ya te recomendamos más arriba, si tienes un portátil, no olvides que la batería no será tu aliada, puesto que, de seguro, te quedarás sin ella, así que conéctala. Sobre todo gasta el constante encendido/apagado que lleva a cabo en este momento. Sobre el final de la instalación, podrás comenzar a preconfigurar tu Windows 10, puedes saltar el paso en el que se te pide la clave (tenemos un truco para ello.
  7. ¡Listo! Sin -casi- darte cuenta, has llegado al final del proceso de instalación, ¿ves que puede ser fácil?

Consejos para instalar Windows 10

Windows 10: un mundo lleno de funciones -y de trucos-

como-instalar-windows-10-4

Te hemos ido dejando consejitos por todo el artículo como lo es mantener el portátil conectado a la corriente o el precio de un DVD virgen, sin embargo, te habíamos prometido el gran truco de Windows: ¿cómo tener licencia, activarla, y que sea económico y legal? Todo sin necesidad de consultar a programas como KMS Pico (hack que deja en jaque a W10, puesto que no lo reconoce).

Por 2 o 3 euros puedes acudir a eBay o Amazon y buscar anuncios como el siguiente en el que puedes adquirir una licencia que te es enviada poco después de la compra (par de horas o hasta menos) y que te permitirá acceder a todas las funcionalidades de manera legal, lo mismo para el Office, aunque para este te tenemos otro truco: si eres estudiante, ¡es gratis!

¿Cómo es tan barato? Sencillo, son piezas viejas que no sirven o productos defectuosos que se les quita la licencia el vendedor y las revende a precio irrisorio. Está al borde lo legal quizás, pero tú comprador no tienes la culpa, puesto que la licencia de tu Windows 10 sigue siendo válida. Eso sí, debes estar atento a anuncios trampa, puede darse, pero tampoco es un común denominador.

Como otro consejo, te recomendamos que utilices al máximo al asistente de W10: Cortana, puede ser tu asistente personal, además de reconocer canciones y hacer búsquedas rápidas, e infinidad de funciones que irán llegando…

Asimismo, Windows 10 ha logrado un avance en materia de seguridad con el Defender, úsalo y dale oportunidad, podrás decirle adiós a muchos antivirus invasivos a nivel de acceso a recursos como McAfee, Avast o AVG.

Finalmente, queremos darte la gracias por haber llegado a este punto del artículo, punto en el que esperamos estés ya disfrutando de tu nuevo sistema operativo Windows 10, asimismo, esperemos que haya sido de amena lectura y que haya contribuido a tu continuo aprendizaje… ¡Nunca olvides que nunca es tarde para aprender!

¿Te ha gustado?