Hoy en día, es muy común tener que presentar documentos en papel para trámites administrativos, asistir a eventos donde hemos comprado las entradas por Internet o tener que entregar cualquier tipo de trabajo académico durante nuestra etapa escolar y universitaria. Por esta razón, una impresora puede ser realmente necesaria en nuestra rutina diaria para poder plasmar en papel todo nuestro trabajo, que puede llegar a habernos costado muchas horas delante del ordenador.

No contar con este dispositivo puede llevarnos a situaciones incómodas hasta el punto de tener que acudir a un cibercafé para poder realizar las impresiones. Cualquier amigo o familiar también puede ayudarnos con nuestro cometido. Por ello, una impresora HP puede sacarnos de todo este tipo de entramados y dificultades y poder elaborar unos bonitos trípticos online.

¿Qué es una impresora HP?

Una impresora HP es un dispositivo desarrollado por la marca Hewlett Packard. Esta compañía se dedica a todo lo relacionado con la informática, vendiendo equipos, partes de los mismos como placas base o memorias RAM entre otros, ratones, teclados y, obviamente impresoras. Este tipo de tecnología, al igual que ha ocurrido con el resto de la informática, ha tenido una enorme evolución adaptándose a los nuevos dispositivos digitales que podemos encontrar en el mercado como pueden ser los smartphones o teléfonos inteligentes. Una de las grandes novedades de la compañía es la inclusión de la posibilidad de dar la orden de imprimir desde el propio móvil. De esta forma, ya no necesitaríamos ningún tipo de equipo para llegar a realizar dichas impresiones. Podemos estar en la calle, yendo hacia casa, y si contamos con datos móviles podemos imprimir un documento y empezar a disfrutarlo cuando lleguemos a nuestro hogar de una forma rápida y sencilla.

Además de los avances tecnológicos, una impresora HP cumple múltiples funciones y puede ser encontrada en numerosos entornes y situaciones diferentes. Actualmente, la mayoría de hogares cuentan con impresoras para usos domésticos. Estos pueden ser muy diversos. Por un lado, los más pequeños de la casa la pueden utilizar para entregar los deberes en papel si los han realizado con el ordenador.

Una vez llegan a la universidad, muchos aprovechan la tecnología informática para tomar apuntes. Sin embargo, cuando se acerca el día del examen prefieren imprimirlos para poder estudiarlos de una forma mucho más cómoda. Mucho más que antes donde era necesario instalar drivers.

Los diferentes usos de una impresora HP

Ya en plena vida adulta, muchos casos pueden contar con ello. Muchos padres archivan las facturas domésticas y, por tanto, si el extracto les llega a través de Internet necesitarán imprimirlos. También pueden preparar una conferencia y contar con tarjetas de apoyo que aporten ese toque de originalidad. Por esta razón, a nivel doméstico es realmente usual contar con una impresora HP.

Sin embargo, en otros contextos también se puede llegar a utilizar una impresora de forma recurrente. Obviamente, en los centros escolares. En la etapa secundaria, muchos estudiantes la pueden utilizar para fines académicos. Pese a todo, es en la propia universidad donde se saca más rédito a ella. Todos los que hemos cursado una carrera universitaria recordamos la presencia de una copisteria en el campus. Muchos estudiantes vienen expresamente a los alrededores de la universidad desde lejos para cursar su carrera universitaria. Por tanto, no cuentan con impresora propia en su residencia. En este sentido, cuentan con la posibilidad de pedírselo a un amigo o familiar que le realice la impresión, o en caso contrario, acudir a la propia copisteria a realizar la propia impresión pagando el coste necesario.

Más allá del ámbito académico y estudiantil, no olvides que todo el contexto empresarial y profesional está dominado por la presencia de impresoras. En la vida empresarial se llevan a cabo numerosas reuniones con el comité de dirección que requieren la presencia de documentos encima de la mesa, especialmente cuando se trata de temas complejos como la situación económica o los siguientes proyectos que se tengan en mente. En otros casos, a nivel comercial, pueden realizarse flyers o tarjetas de presentación con claros objetivos de captación de nuevos clientes. Por ello, también se pueden encontrar diferentes tipos de impresora HP que deben tenerse en cuenta en función de las necesidades que podamos tener.

Por un lado, existen las impresoras tradicionales. Aquellas que sirven para imprimir documentos, ya sean en negro o en color. Recuerda que los cartuchos de tinta deben modificarse con frecuencia porque sin tinta es imposible realizar y llevar a cabo una impresión óptima. No obstante, tanto a nivel personal como profesional podemos necesitar otro tipo de impresora como la de imprimir fotografías. Para empezar, el tipo de impresora tiene un coste relativamente más alto ya que está especializada en la impresión de fotografías que requieren tanto de una precisión como de una calidad mucho más elevada. Además, el tipo de papel que vamos a utilizar también será completamente distinto. Tampoco olvides que una misma impresora también puede servir como escaner y, por tanto, realizar copias de un propio documento, como si de una fotocopiadora se tratase.

Beneficios de una impresora HP

Con todo, existen numerosos beneficios de contar con una impresora HP que pueden seguir los diferentes usuarios que adquieran una. Los más destacados son:

  • Compatible con las nuevas tecnologías. Como hemos dicho anteriormente, un smartphone puede ser compatible con una impresora. De esta manera, desde cualquier punto, y a través de la conexión a Internet, podemos ordenar a la impresora que inicie el proceso de impresión.
  • Poder imprimir documentos e imágenes. Los formatos de impresión que tenemos a nuestra disposición son realmente variados incluyendo principalmente documentos e imágenes que podemos disfrutar a nivel doméstico y profesional.
  • Funciona con conectividad wi-fi. Además, antes debíamos tener conectado por cable el ordenador a la impresora. Con los últimos avances, esto ya no es necesario pues a través de una conexión wi-fi ya es posible realizar cualquier tipo de impresión.
  • Puede compartirse con otros equipos. Una misma impresora puede servir para que diferentes computadoras puedan realizar impresiones. Esto es realmente típico en las empresas aunque también se ve en el ámbito doméstico donde se llevan a cabo la impresión de documentos.

Cómo instalar una impresora HP

Una vez conocidas las características y funcionalidades de las impresoras HP, vamos a proceder a explicar el procedimiento para conseguir instalar este tipo de impresoras de una forma sencilla y rápida como lo es instalar Excel. Windows 10, uno de los sistemas operativos más utilizados actualmente, cuenta con la ventaja que de fábrica tiene incluidos controladores compatibles con numerosos tipos de impresoras. Por ello, el primer paso es asegurarnos a través de Windows Update que están activados dichos controladores y que en cada actualización que hace el sistema se están llevando a cabo también sus actualizaciones.

Una vez te has asegurado de este paso previo, es momento de conectar la impresora a tu equipo antes de iniciar el proceso de instalación. Para ello, cuentas con diferentes formas a tu disposición para poder realizar este tipo de acción. Una de ellas es a través de la conexión USB. Es un paso realmente sencillo ya que un cable USB conecta la parte posterior de la propia impresora al puerto USB del equipo y, de esta forma, nuestro ordenador ya tiene la capacidad de detectar al dispositivo. Obviamente, los últimos modelos de impresora aceptan ser conectadas a través de la red wi-fi. Una vez conectada, el equipo será capaz de detectarla y proceder al paso final que no es otro que el proceso de instalación. Finalmente, también podemos encontrar una tercera vía para conectar nuestra impresora al equipo. A través de un puerto Ethernet y un cable apropiado, podemos realizar un proceso similar al del puerto USB donde es posible conectar ambos dispositivos de una forma sencilla e intuitiva. Para ello, basta con elegir alguna de las tres alternativas para conseguir que la impresora y el equipo estén perfectamente conectados y listos para iniciar el proceso de instalación.

Finalmente, a través del panel de control de Windows 10, podemos encontrar la opción de agregar impresoras. Dependerá de la configuración que tengamos. Podemos hacerlo en impresoras y controladores y, a partir de aquí, buscar dicha opción o nos puede salir de una forma totalmente sencilla e intuitiva. Sea como sea, y dependiendo de la opción que hemos elegido anteriormente para conectar nuestra impresora al equipo, el proceso se realizará de una forma u otra para tener lista nuestra impresora HP. A través de la red wi-fi, que es el procedimiento más usual, es muy fácil. Basta con elegir la impresora que aparece en la lista para tenerla lista para imprimir siguiendo las instrucciones pertinentes. De hecho, por cable o por puerto USB, el procedimiento es casi igual. Siguiendo las instrucciones y eligiendo la impresora apropiada de la lista lo tendremos todo listo. Por ello, una vez finalizado este proceso, es recomendable realizar una impresión de prueba para comprobar que todo ha quedado perfectamente ligado. Incluso, el propio proceso ya nos permite realizar esta prueba.

Por ello, las impresoras HP pueden convertirse en una parte fundamental de tu vida ya que puede ser utilizada con múltiples fines profesionales y personales.

¿Te ha gustado?