Hacer overclocking a un ordenador es un procedimiento recomendado para todas aquellas personas que quieren mejorar el rendimiento de su equipo. Para lograr sacar el máximo partido a un dispositivo se aumenta la velocidad del reloj y del PC.

Esta es una buena oportunidad para poder dar una nueva vida a un ordenador con algunos años de antigüedad que no funciona como debería. El único problema derivado de este proceso de optimización es la posibilidad de que se dañen los componentes de hardware del equipo. A pesar de ello es aconsejable realizarlo si se quiere obtener el máximo rendimiento del ordenador.

En función del caso, los usuarios pueden incrementar el rendimiento de su sistema en un porcentaje considerable, que incluso puede superar el 25%, haciendo así que su procesador puede llegar a rendir a una potencia equivalente a la de un procesador superior, pero a un precio más bajo.

En la gran mayoría de las ocasiones los fabricantes buscan la seguridad y fiabilidad de sus componentes y hacen que estos no aprovechen todo el potencial que realmente tienen. De eso precisamente trata el overclocking, de alcanzar ese potencial y permitir al usuario aprovecharse de él para disfrutar de un mayor rendimiento.

Ventajas y desventajas de hacer overclocking a un ordenador

Entre las ventajas más destacadas de llevar a cabo el procedimiento de overclocking a un ordenador se encuentran las siguientes:

  • Mejora la velocidad y la capacidad de respuesta del hardware instalado en el ordenador.
  • Se logra mejorar el rendimiento del ordenador totalmente gratis. No será necesario invertir en nuevos componentes y equipamiento para lograr un rendimiento superior en el mismo ordenador.

Con respecto a las desventajas, podemos señalar:

  • La garantía de los fabricantes se anula, por lo que debes valorar si es el momento para hacer overclocking o no a tu equipo.
  • La vida útil del hardware puede disminuir. Esto no significa que en apenas unos días o semanas tu ordenador vaya a dejar de funcionar. Lo único que ocurre es que los componentes tendrán una menor duración, pero puede llegar a tener una durabilidad de varios años ofreciéndote su máximo rendimiento.
  • Las altas frecuencias a las que trabajaran los componentes harán que sea necesario disponer de un sistema de refrigeración apropiado, gracias al cual poder estabilizar la temperatura y que se reduzcan los riesgos de que se dañe el hardware del ordenador.

Instrucciones para hacer overclocking

  1. En primer lugar debes descargar e instalar en tu ordenador el programa llamado Prime95, el cual nos permitirá monitorizar el rendimiento de la CPU-Z. Con este primer paso se busca conocer la capacidad y resistencia del ordenador, haciendo que sea mucho más sencillo realizar las siguientes acciones para optimizarlo. De esta manera se podrán ver datos de overclocking de una manera mucho más rápida.
  2. Debes asegurarte que el multiplicador de la placa base y el procesador no está bloqueado para poder llevar a cabo el proceso de overclocking. En el caso de que se encuentre bloqueado tan solo se podría ajustar la velocidad correspondiente al reloj, lo que hará que no se logre sacar el máximo partido al rendimiento del ordenador.
  3. Antes de comenzar con el puro proceso de overclocking, es necesario realizar una pequeña prueba de resistencia, gracias a la cual se podrá saber si hay riesgo de que pueda sufrirse algún tipo de daño o es seguro llevarlo a cabo. En esta prueba la temperatura no puede ser superior a los 70 grados centígrados, ya que si no se podrá determinar que se fuerza en exceso la computadora.
  4. Para iniciar con el procedimiento se debe acceder a la BIOS y elegir el «Control de frecuencia», aunque es posible que aparezca directamente la opción de overcloking. En este paso se debe reducir la velocidad del bus de memoria para que no haya errores mientras se realiza el procedimiento.
  5. A continuación se debe incrementar la velocidad del reloj hasta que se compruebe que hay inestabilidad, pudiendo comprobar de esta manera qué nivel de resistencia tiene el equipo. Una vez alcanzado el máximo nivel es el momento de reducir de nuevo, para aumentar el multiplicador hasta que se vea como se bloquea el equipo. En todo momento comprueba la temperatura para que no se exceda y pueda causar graves problemas.
  6. Uno de los pasos finales y más delicados es aumentar el voltaje del núcleo de 0,025 en adelante, realizando la subida de forma muy progresiva para mantener bajo control la subida. En el caso de que se aprecie la inestabilidad, será el momento de regresar a una configuración anterior.
  7. A lo largo de las siguientes doce horas se debe ir comprobando con el programa Prime95 cómo responde el ordenador. Si todo funciona de la manera adecuada se podrá dar por acabado el proceso de overclocking.

¿Que necesitas para hacer overclocking?

  • Programa Prime95
  • Ordenador cuyos componentes estén preparados para hacer overclocking de manera segura.

Consejos para hacer overclocking

  • Mantén siempre controlado el proceso de overclocking para no llegar a un sobreesfuerzo que pueda llegar a dañar los componentes del ordenador.
  • A la hora de incrementar el voltaje hazlo muy poco a poco para ir comprobando el funcionamiento y tener el total control sobre la subida.
  • Monitoriza con Prime95 u otro software similar todas las acciones para comprobar que el proceso de overclocking es está llevando a cabo de la manera correcta.
  • Para que el ordenador sea capaz de trabajar a altas temperaturas es aconsejable la instalación de un sistema de refrigeración apropiado. Para ello puede que necesites desmontar algunas partes del ordenador.
¿Te ha gustado?