Irse de vacaciones obliga a ocuparse de muchas más cuestiones de los que pensamos. Para empezar deberemos elegir el destino en función de nuestros deseos, necesidades y el presupuesto que tengamos disponible. Obviamente, si viajamos con alguien también deberemos acordarlo con nuestro o nuestros acompañantes. El siguiente paso pasa por elegir el medio de transporte con el que nos desplazaremos hasta nuestro lugar deseado. Sin embargo, tan o más importante es decidir el tipo de alojamiento que utilizaremos. Por ello, airbnb nace como una opción que permite alquilar alojamientos a particulares y turísticos, llegando por ejemplo a Madrid.

¿Qué es Airbnb?

Airbnb nace como una compañía y una aplicación que tiene como objetivo ofrecer alojamientos tanto a personas como con fines turísticos. Su finalidad como empresa le dio el nombre, conocido en inglés como airbed and breakfast (colchón inflable y desayuno). Desde su creación, la empresa no ha parado de crecer y actualmente cuenta con más de dos millones de propiedades en 33.000 ciudades repartidas en ni más ni menos que 192 países en total. El éxito del proyecto fue tal que solo en los cuatro primeros años de su existencia ya se facturaron un total de 10 millones de reservas.

Con origen norteamericano, Airbnb fue creada en noviembre del año 2008 por tres accionistas mayoritarios en San Francisco, una ciudad situada al norte de California. La financiación inicial para este proyecto fue obtenida a partir de la incubadora de empresas y combinator. Tras la entrada de tres inversores más a la empresa, su expansión fue realmente rápida llegando a otras ciudades del mundo. Así, se abrieron oficinas a principios del año 2012 en  París, Milán, Barcelona, Copenhague, Moscú y São Paulo, dejando claro que el concepto por el que se había creado Airbnb había sido un completo éxito. Amsterdam es otro de los destinos más demandados.

Sin embargo, el éxito rotundo también ha ido acompañado de dificultades. En 2011, un cliente denunció a la empresa después que un huésped le hubiera robado y destrozado parte de su propiedad. Según el afectado, la empresa le animó a retirar la denuncia. A raíz de este incidente, Airbnb abrió una especie de póliza de seguro para anfitriones que compensaba las pérdidas causadas por vandalismo y robo hasta los 50.000 dólares. En 2012, además, también se produjo una redada policial en un apartamento situado en Escandinavia donde se habían contratado el servicio de varias prostitutas.

Beneficios de usar Airbnb

Con todo, el uso de Airbnb reporta numerosos beneficios a los usuarios que contratan sus servicios, fomentando el turismo alrededor del mundo. Los más destacados son los siguientes:

  • No te pongas límites a la hora de viajar. El alto coste del hotel en muchos países frenan los deseos de viajar de muchas personas en numerosos períodos vacacionales. Por ello, esta aplicación abre el abanico de múltiples opciones de hospedaje a buen precio.
  • Descubre el mundo desde otro punto de vista. El turismo puede ser percibido desde múltiples ópticas. No es lo mismo viajar y dormir en un hotel, que en una casa local. Airbnb permite una inmersión cultural que enriquece el viaje a cualquier páis del mundo.
  • Saca rendimiento a tu propiedad. Una casa o piso, al igual que un coche o un barco, tiene un alto coste de mantenimiento. Sin embargo, muchas personas no lo usan durante todo el año. Por ello, esta aplicación permite amortizar este coste a partir de alquilarlo de forma temporal a turistas y otras personas.
  • Recibe valoraciones de otros usuarios. Airbnb te permite ser evaluado por los usuarios que prueben tu propiedad. Aunque pueda parecer irrelevante, las críticas constructivas te pueden permitir reformar las partes más débiles de tu piso o casa, y así hacerle subir el valor para el futuro.

Pese a las ventajas que comporta alquilar un piso turístico a través de Airbnb, la compañía ha tenido que hacer frente durante todos estos años a la controvertida situación jurídica que vive su negocio. En ciudades como Amsterdam y, especialmente en Barcelona, esta empresa fue denunciada por no ajustarse a la normativa local. En Nueva York hasta fueron más lejos. Un usuario de Airbnb fue condenado a pagar una multa de 2.400 dólares por violar una legislación que protege a la industria hotelera en La Gran Manzana. En Quebec (Canadá), se está investigando a 2.000 personas por alquiler fraudulento.

Cómo usar airbnb

Al igual que otras aplicaciones como Uber o Blablacar, la andadura de Airbnb se inició a partir de una experiencia personal. En 2008, dos diseñadores, teniendo espacio libre en su casa, albergaron a tres viajeros que no tenían donde pasar la noche. Ahí vieron una oportunidad de negocio que no ha parado de crecer en los últimos años. En la actualidad, son millones de personas los que publican sus anuncios y los que se animan a buscar alojamiento alrededor del mundo, contando con cifras de auténtico récord. La aplicación, sin embargo, no es mera espectadora en este intercambio. Airbnb se encarga de verificar los perfiles de todos los usuarios así como todos los anuncios publicados para facilitar la comunicación entre las dos partes, y asegurar así contar con una plataforma segura y de confianza en la gestión de todos los pagos.

De esta forma, si buscas alojamiento encontrarás una pequeña descripción del propietario junto a los idiomas que puede hablar. También es el que resolverá todas tus dudas, y además, tendrá un plazo máximo de 24 horas para responder a tu solicitud si no quiere ser penalizado. Ya seas huésped o anfitrión, la aplicación está disponible las 24 horas para atender todas las dudas y necesidades de los diferentes usuarios. En el Centro de Ayuda, están disponibles las respuestas a las preguntas más habituales, mientras que su correo de contacto también sirve para satisfacer las necesidades. La plataforma también se encargará de gestionar todos los cobros y pagos que puedan sucederse durante los diferentes alquileres. Finalmente, para buscar un hospedaje, el usuario debe registrarse en la plataforma. A partir de aquí, en el buscador filtrará las opciones disponibles por aquella destinación que más le interese. Le aparecerán diferentes opciones, aunque es posible filtrar de forma más extensa ya sea por tipo de alojamiento (casa entera, habitación…), precio o servicios adicionales que pueda tener la casa.

Además, en algunos casos, si el huésped lo desea puede activar la opción de reserva inmediata y de esta forma no deberá aceptar la solicitud en 24 horas. Otra opción es filtrar en un mapa por su localización y de esta forma decidir en función de su cercanía a puntos de interés. Antes de definir cualquier tipo de reserva es necesario chequear los detalles específicos del alojamiento para ver si cumple nuestras necesidades y también las diferentes opiniones que se puedan encontrar por parte de la comunidad. Es especialmente importante por las diferentes condiciones de cancelación que se pueden encontrar. Si es flexible es posible cancelar hasta el día antes y recuperar todo el dinero, excepto las comisiones. Las mismas condiciones se aplicarán en caso de política moderada, aunque se deberá avisar con cinco días de anticipación. Finalmente, en caso, de cancelación estricta solo percibirás el 50% de tu dinero y se deberá informar con una semana de antelación. Con todo, Airbnb nace como un punto de encuentro entre arrendadores y arrendatarios de forma virtual. Su éxito total ha permitido crear una nueva forma de viajar y descubrir el mundo desde otro punto de vista. Viajar a Hawaii ya es posible con un concepto diferente.

¿Te ha gustado?