Si quieres instalar en tu ordenador un sistema operativo distinto al que tienes ahora, que sea más actual, o si tal vez lo que buscas es cambiar de un sistema a otro, por ejemplo, de Windows a Linux, te interesará formatear tu ordenador.

También es muy probable que lo hagas si tienes muchos archivos y programas descargados, de los cuales seguro que una gran cantidad está obsoleta o no los vas a necesitar ni a corto ni a medio plazo. O ves que en tu computadora todo va lento y ya no tiene la agilidad que mostraba recién comprada. Ante esto lo más probable es que optes por quedarte con lo que realmente necesitas y borrar todo lo demás.

Pero para hacerlo bien, no se trata sólo de enviarlo a la papelera, pues quedan muchos residuos que van a seguir ocupando memoria e incluso podrían interferir con otros programas y aplicaciones que tengas en ejecución.

La mejor opción, sin duda, es el formateo de tu pc. Tanto si buscas esto -y no sufrir en el intento- o quieres profundizar en el manejo técnico de la informática, te serán muy útiles las siguientes pautas de cómo formatear un ordenador.

¿Que necesitas para formatear un ordenador?

  • Un ordenador de sobremesa o portátil
  • Discos dvd vacíos
  • Disco con el sistema operativo a instalar
  • Lectora de cd/dvd
  • Número de serie del sistema operativo a instalar

Cómo formatear un ordenador

Instrucciones para formatear un ordenador

  1. Preparación previa. Formatear un ordenador implica borrar toda la información que hay en ese momento en él, para a continuación instalar un sistema operativo en limpio, desde cero. Existen programas que permiten recuperar información incluso después un formateo, pero precisan de ciertos conocimientos para manejarlos. Seguramente, tendrás mucha información, ya sean documentos, fotos o vídeos, que te gustaría conservar. Por eso, es imprescindible que hagas una copia de seguridad como preparación previa al formateo de tu ordenador o pc.
  2. ¿Qué guardar? La norma general es que hagas una copia de todo lo que es personal o que hayas personalizado. Es decir, tus documentos, tus fotos y vídeos y tu música, y que una vez borrados no podrás recuperar. Pero no tiene sentido que guardes programas como los navegadores -chrome, firefox-, u otros como adobe reader, winrar y muchos más que puedes volver a descargarte rápidamente y además obteniendo su última versión.
  3. Grandes archivos. Es innecesario que archives copia de todos esos programas porque además de lo dicho, tienen poco peso y no tardarán mucho tiempo en volver a descargarse. Sin embargo, si tienes programas que implican paquetes pesados de datos, como pueden ser los juegos, los paquetes ofimáticos, los de tipo autocad, CMS para programar webs, u otros similares, es mejor que los salves en tu copia de seguridad, lo que te ahorrará muchos dolores de cabeza con las configuraciones de esos programas tan amplios.
  4. Multimedia. Hoy en dia, con las redes sociales, y en particular, Flickr e Instagram, aunque lo puedes hacer en todas, es muy probable que tengas todas o casi todas tus imágene, al igual que tus vídeos, almacenadas en ellas. Pero esto no es seguro, porque una red social puede cerrar por muchos motivos, puede tener agujeros de seguridad y perder archivos, como ya ha pasado, y además, ahí están subidas con una calidad bastante baja. Por estas razones es lógico que almacenes tus imágenes y vídeos en tus discos de memoria en el ordenador o en un disco externo, en una copia de seguridad donde las tengas a buen recaudo. Con las películas y vídeos que puedas haberte bajado, igual que con los contenidos musicales, si han sido compradas, no querrás volver a pagar por ellas, y si son de descarga gratuita, te interesará guardarlas para no tener que volver a buscarlas, o encontrar que alguna ya no está disponible.
  5. Drivers. Los controladores o drivers, son pequeños programas que el ordenador utiliza para comunicarse y hacer que funcionen los diversos aparatos periféricos, como son la impresora, el escáner u otros, y si no los guardas, tendrás que volver a instalarlos desde los discos de instalación que tengas de esos aparatos o buscándolos y descargándolos de internet, lo que a veces puede ser una pesadez. Por suerte, en algunos casos, al instalar el nuevo sistema operativo, si es de Windows, este te los buscará automáticamente en internet. Pero es obvio que la mejor precaución es que los controladores que ya tienes estén grabados dentro de tu copia de seguridad.
  6. Configuración del navegador. Si tienes los navegadores de internet Google Chrome o Firefox, tienes la opción de guardar tu configuración en la nube, en sus servidores, y así poder recuperarla tras el formateo de tu ordenador. De esa manera, volverás a tener a mano cosas importantes, como son tus contraseñas guardadas, o tus marcadores y favoritos, de manera inmediata. Es otra molestia importante que te evitarás.
    Cómo formatear un ordenador
  7. Dónde guardar la copia de seguridad. Si tienes algún conocimiento informático puedes realizar una partición de tu disco duro, de forma que en una de las partes creadas guardes tu copia de seguridad y en otra partición instales el nuevo sistema operativo tras el formateo, el cual no afectará a la partición de la copia, a condición de que esta sea lógica o primaria. Esta posibilidad la debes llevar a cabo si vas a formatear un ordenador de sobremesa. Si es portátil no hagas particiones, porque lo habitual es que no respeten las particiones y pierdas la copia. En estos casos es más seguro que guardes tu copia de seguridad en un disco duro externo, que es la opción global para guardar una copia de seguridad. Hoy en día los discos duros externos tienen una gran capacidad -por ejemplo, un terabyte, o sea, 1000 gigabytes- y no son muy caros.
  8. Formatear un portátil. Lo primero es que conectes tu portátil a la red, para evitar que se interrumpa el proceso de formateo porque se agote la batería y, por tanto, tengas que volver a comenzar todo el proceso. En muchos ordenadores portátiles, cuando lo enciendes te pregunta una y otra vez si quieres crear los discos de recuperación. Si has anulado que se vuelva a presentar tal pregunta, busca en los programas alguno que se llame Recovery Management o similar. Si no encuentrar ningún programa de recuperación, búscalo en google introduciendo la marca y modelo de tu ordenador. Una vez que accedas a él, crea los discos, normalmente cuatro, según te los vaya pidiendo el programa, introduciéndolos uno detrás de otro en la disquetera.
  9. Formatear con discos. Una vez que tienes los discos de recuperación, introduce el primero en la lectora de dvds. Reinicia el ordenador y justo en el momento en que va a arrancar aprieta la tecla F2 varias veces de forma muy seguida, para que entres en los menúes de la BIOS. Una vez dentro de esta, busca el menú Boot y lo cambias para que el primer arranque sea desde un CD/DVD. Le das a F!0 para guardar y salir de la BIOS. El ordenador se reiniciará y al momento escucharás como empieza a girar el dvd en la disquetera, y enseguida en la pantalla aparecerá el inicio del programa de formateo y de la instalación de la configuración del ordenador tal como venía de fábrica. Después puedes introducir el disco de instalación del sistema operativo que quieras en caso de que no lo llevase de fábrica o quieras instalar uno nuevo. Si tienes un portátil moderno, seguramente vendrá con una pequeña partición oculta en la que está el instalador del sistema operativo. Entonces, tienes que reiniciar el ordenador y pulsar la tecla de acceso al menú de reparación, que en la mayoría de los casos será la F10 o ALT+F10 a la vez. En el menú que te aparezca busca la opción de Reparar el pc o Restaurar a la configuración de fábrica. Entonces sólo tendrás que seguir los pasos que te vayan apareciendo y en media hora o cuarenta minutos habrás formateado tu portátil.
  10. Formatear un ordenador de sobremesa. En primer lugar, ten a mano el número de serie o serial key que autentifican la legalidad de tu copia de sistema operativo. Accede a la BIOS tal como se ha indicado antes y con el mismo propósito, el de indicarle que el inicio del ordenador no se haga desde su disco duro interno, sino desde el dvd donde tienes el sistema operativo a instalar y que deberás tener ya dentro de la disquetera. Comenzará el asistente de instalación; sólo tienes que seguir los pasos que te va señalando, incluido el momento en que debes introducir los caracteres del número de serie que tendrás al lado. Cuando te ofrezca realizar una instalación estándar o personalizada, elige la estándar.

Consejos para formatear un ordenador

  • Si el ordenador va lento, no siempre será necesario que lo formatees, pues seguramente te será suficiente realizar una limpieza general. Es decir, deberías borrar todos los archivos temporales, todos los archivos que no necesitas para nada de la carpeta de descargas, que ya tendrás instalados y en la carpeta de Archivos de programa, todas las imágenes, vídeos y música que consideres que no necesitas, y a todo eso le puedes añadir la limpieza del registro con algún programa específico como Ccleaner o similar.

Cómo formatear un ordenador

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.