En muchas ocasiones utilizamos Facebook de pasada. Estamos en el transporte público, tenemos un tiempo muerto en el trabajo o bien en casa aprovechando nuestro tiempo libre y damos una vuelta por el canal de noticias de la red social en busca de algo interesante. En la mayoría de ocasiones, es similar a cuando vamos de compras sin la intención de adquirir ningún producto. Solo vamos a mirar, a pasar la tarde y si hay algo que nos impacte, entonces, compramos. En Facebook puede pasar algo similar. Además de revisar quien puede estar en mi perfil, puede ocurrir que navegando por el canal y, de repente, vemos un vídeo que nos impacta y queremos tenerlo, pero no sabemos cómo bajarlo de Facebook a nuestro ordenador o dispositivo móvil. Es importante conocer este tipo de procedimientos porque la red social de Mark Zuckerberg está batiendo auténticos récords. Según el estudio anual de redes sociales de 2017, en España el 90% de las personas que tienen redes sociales utilizan Facebook. Además, es de las redes sociales con mayor impacto, pese a que está perdiendo tiempo medio por parte de los usuarios. En el caso del vídeo, además de Youtube, si se buscan impacto es una de las mejores plataformas que podemos encontrar disponibles en Internet.

¿Qué es descargar los vídeos de Facebook?

Nunca se trata de vídeos de amigos, porque en el peor de los casos le puedes pedir la copia original. Sin embargo, algunos contenidos compartidos de algunas páginas pueden contener material audiovisual que pueda ser de nuestro interés. Pongamos por caso que se acercan las fiestas de Navidad, el cumpleaños de tus padres o de tu pareja y navegando das con la tecla de un vídeo que cuenta con una receta fantástica para esta celebración. En este momento, tienes dos opciones: recordarlo y venir a buscarlo luego con el temor de no encontrarlo y quedarte sin receta, o descargarlo y guardarlo en tu base de datos, es decir, tu computadora o la tarjeta de memoria de tu teléfono móvil. En términos deportivos, también pueden darse varios casos por el que descargar los vídeos es beneficioso. Imagínate que estás viendo un partido de fútbol y ves un auténtico golazo que quieres guardar para la posteridad. Si tienes la fortuna que alguno de tus amigos lo cuelga en su muro de Facebook podrás descargarlo y quedártelo para poder disfrutarlo siempre que quieras.

Posteriormente, encontrarás el procedimiento principal para descargar vídeos en Facebook en función del dispositivo en el que te encuentres. Sin embargo, en Internet ya están disponibles diferentes páginas web que tienen su propio procedimiento para descargarlos de forma rápida y sencilla. Empezó todo con Youtube. Muchas personas optaron por hacerse su lista de reproducción de música a partir de los vídeos musicales disponibles en los canales de la web por streaming de Google. Así, diferentes servidores pusieron a disposición de los usuarios las herramientas necesarias para poder transformar los vídeos subidos a la plataforma en archivos MP3 si solo querían el sonido, o MP4 si querían el vídeo entero. Descargar vídeos de Facebook, simplemente, es la acción de transportar cualquier formato de vídeo de la red social a un ordenador, tablet o dispositivo móvil para ponerlo a disposición del usuario que realiza la descarga.

Las aplicaciones de Snapchat y la stories de Instagram han incentivado el consumo de vídeos cortos entre los diferentes usuarios de telefonía móvil. Incluso, también pueden compartirse a través de Whatsapp entre los diferentes grupos de amigos. Por estas diferentes razones, la descarga de vídeos de Facebook está experimentando un gran crecimiento. Además, la red social de Mark Zuckerberg tiene una particularidad que ayuda a la reproducción de los contenidos. Los vídeos se reproducen automáticamente a medida que el usuario se acerca a él. Las empresas se han percatado de esta particularidad en Facebook y, por ello, optan por introducir una mayor cantidad de contenido en vídeo para intentar captar la atención de los usuarios y atraer a potenciales compradores hacia su compañía. Estas son las denominadas nuevas tácticas del marketing online. Así, puede ocurrir que el mensaje y los emoticones de Facebook que se incluye junto al vídeo no sea de nuestro interés, o que la cuenta que publica este contenido tampoco nos despierte demasiada curiosidad. Sin embargo, los primeros segundos de un vídeo pueden ser suficientes para engancharnos, verlo, recomendarlo y finalmente tomar la decisión de acabarlo descargando.

Beneficios de descargar los vídeos de Facebook

Con todo, descargar los vídeos de Facebook tiene enormes beneficios para el usuario que realice dicha acción con su computadora o su smartphone. Los más destacados son los siguientes:

  • Poder verlo cuando queramos. Cuando vemos algo en Facebook estamos obligados a regresar al muro de aquella persona para poder volver a verlo. En algunas ocasiones, el contenido se borra de repente y perdemos totalmente el contacto con el archivo.
  • No necesitar conexión a Internet para visualizarlo. Al mismo tiempo, la red social de Zuckerberg también lleva implicita la necesidad de conectividad, ya sea a través de una red wifi o tirando de nuestra tarifa de datos. Cuando descargamos el vídeo no tenemos dicha obligación.
  • Poder modificarlo y editarlo personalmente. Cuando descargamos un vídeo de Facebook pasa a ser nuestro completamente. No me refiero a nivel de propiedad intelectual, pero sí es susceptible de ser modificado o editado por nosotros. Eso si, si lo volvemos a subir a la red estemos atentos a las posibles represalias legales a las que nos podemos enfrentar.
  • Poder compartirlo en otras redes sociales. Si queremos compartir solo el vídeo, deberemos descargarlo y publicarlo en Twitter o Instagram. La red social de Instagram solo soporta enlaces en sus publicaciones promocionadas, mientras que en Twitter no tenemos la presentación deseada. Así, será necesario descargarlo.

Antes de descargar el vídeo de Facebook deberemos realizar varias comprobaciones. Por un lado, ver el peso del archivo. Como más grande sea más tiempo o megas disponible necesitaremos. Si tenemos una mala conexión a Internet, el tiempo de descarga será más elevado. En el caso de vídeos grandes puede ser necesario disponer de wifi para evitar que tengamos que utilizar mucho tiempo. El tamaño también es necesario saberlo por el tema del espacio de nuestra tarjeta de memoria o el disco duro de nuestro ordenador. Si es muy grande, mejor reservar algo de espacio por lo que pueda ocurrir. No vaya a ser que suframos algún tipo de imprevisto y nos quedemos sin el vídeo.

Cómo descargar los vídeos de Facebook

Vamos con el kit de la cuestión: ¿qué hay que hacer para descargar los vídeos de Facebook? Te explicaremos tres procedimientos realmente sencillos para que todos podáis realizar esta acción sin problemas, independientemente que accedáis a vuestro perfil desde un ordenador, un Android o un Iphone. Empecemos con el ordenador donde deberemos realizar un pequeño proceso de engaño. Para empezar deberemos dirigirnos a la página donde se encuentre el vídeo que queramos descargar, ya sea en la propia página o en la página de inicio, y apretaremos sobre la fecha de subida. Una vez realizado, veremos una nueva ventana. A partir de aquí, deberemos hacer creer a Facebook que estamos en un dispositivo móvil. En este sentido, podemos realizar dos acciones. Por un lado, con el botón derecho del ratón se nos aparecerá una lista de tareas y deberemos elegir la de inspeccionar. La pantalla quedará partida y en el icono de la derecha de un móvil apretaremos y transformaremos nuestra computadora en un smartphone. La otra opción está en la URL. Todas las páginas web device empiezan con tres w. Las eliminaremos y la cambiaremos por una m. Así, pasará a ser la opción móvil, cambiando la resolución de la propia pantalla. Ya solo queda el paso final. Le damos play al vídeo, y mientras está en plena reproducción, con el botón derecho del ratón aparecerá la opción descargar vídeo. Se iniciará la descarga y ya contaremos con el vídeo en nuestro ordenador.

En cambio, en el caso que tengamos un dispositivo móvil, ya sea Android o Iphone, el procedimiento es mucho más sencillo aunque requiere la previa descarga de una aplicación. Los teléfonos de Google necesitan una app que se conoce como “Video Downloader for Facebook”. Está totalmente disponible en Google Play y su forma de uso es similar a la de Youtube. El reproductor de vídeos del buscador creado por Larry Page y Sergey Brin solo necesita la URL del vídeo en la web correcta, y elegir posteriormente la calidad del vídeo que queremos. Con solo eso es suficiente para descargar el vídeo a nuestro ordenador. En este caso, deberemos indicar cuál es el vídeo de Facebook que queremos descargar y en la calidad correspondiente que lo queremos. Con solo estos dos requerimientos es suficiente para tener disponible el vídeo en nuestro Android. Si tenemos un dispositivo de Apple, los pasos a seguir son similares aunque en estos casos la aplicación es diferente. En la App Store encontraremos “Documents 5”. Una vez esté instalada en nuestro teléfono abriremos el navegador y entraremos en la siguiente dirección: http://es.savefrom.net/. El próximo paso también es similar al que se suele seguir en Youtube. Cogeremos el enlace del vídeo y posteriormente lo pegaremos en la página que teníamos abierta. Así, el vídeo quedará totalmente disponible en la carpeta de descargas de la app. Sin embargo, esto no significa que lo tengamos ya en nuestro móvil.

El vídeo quedará guardado en la aplicación pero si queremos disfrutar de él independientemente de la app deberemos llevarlo a nuestro teléfono móvil. Para conseguir dicho objetivo en nuestro Iphone nos faltará el paso final. Entraremos en la app, abriremos el vídeo y seleccionando la opción de editarlo nos lo enviaremos a nuestra dirección de correo electrónico. A partir de aquí, y una vez recibido, solo faltará descargarlo y automáticamente quedará disponible en nuestro iphone. En este paso hay que ir con ojos. Las cuentas de Gmail y Hotmail, las direcciones de correo con más usuarios del mercado, tienen un peso máximo a la hora de adjuntar archivos. En este sentido, también deberemos tener un plan B en mente por si nos encontramos con esta encrucijada. Una de las opciones más sencillas es realizar el envío a través de Wetransfer. Tiene una disponibilidad de tamaño mucho más alta creando un mensaje de previsualización de descarga que estará disponible a lo largo de varios días. Si queremos otras opciones deberemos subirlos a la nube como con Google Drive o el homónimo de Microsoft. También podemos crearnos una cuenta de Dropbox y subirlo allí para acabar descargándolo en nuestro teléfono móvil. Opciones hay muchas. Solo hay que elegir aquella que más nos interese y le podamos sacar provecho. Con todo, descargar los vídeos de Facebook a nuestros diferentes dispositivos nos permitirán contar con ellos siempre que queramos de forma directa y totalmente a nuestro alcance. A muchos les puede dar pereza pero la realidad es que tomarse la molestia tiene muchos beneficios implicados. Los vídeos, de hecho, pueden ser una manera de ganar dinero en Facebook.

¿Te ha gustado?