Twitter es una de las redes sociales favoritas por los usuarios para buscar información y mantenerse al tanto de la última hora de todas las noticias. Además, para muchos también es una plataforma fantástica donde debatir e interactuar con otros usuarios acerca de su opinión sobre algunos temas, a veces polémicos y que dan lugar a iniciar un debate con el objetivo de ganar seguidores en Twitter.

¿Qué es Twitter?

Twitter es una plataforma de microblogging, con un origen controvertido, que permite a los usuarios publicar ráfagas de información con un máximo de 280 caracteres. Sin embargo, hasta este último año, cada cuenta solo tenía la oportunidad de escribir tweets de hasta 140 caracteres. Sin embargo, tal como hizo Google también recientemente, con la longitud de las descripciones SEO, la compañía de San Francisco también tomó la decisión de dar mayor libertad de decisión a todos sus usuarios. La versión de Twitter en español no apareció hasta el año 2009. Esta plataforma fue traducida de forma no lucrativa a diferentes idiomas como el castellano o el italiano, entre otros. Una de las grandes anécdotas vino por parte del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero,  que antes de que fuera traducido a nuestro idioma ya era un usuario totalmente activo en Twitter.

El funcionamiento de la plataforma de Twitter es realmente simple. Cada usuario tendrá una línea de tiempo donde le aparecerá solo la información relativa a aquellas personas que decida seguir. En función de sus intereses, le aparecerán todas las novedades que se produzcan en las cuentas que sigan. Además de publicar tweets propios, con una cuenta se puede responder a todos aquellos, se sigan o no, y retuitear los tweets de otros. Un retuit se interpreta como una información que te parece relevante o de tu interés y que consideras que es importante que sea tenida en cuenta en tu línea de tiempo.

También se puede dar favorito. Mientras un retuit aparecerá en tu línea de tiempo, o viceversa si te lo dan a tweets publicados por ti, un favorito sí que se manifiesta en las líneas de tiempo de los seguidores de aquel usuario que te ha dado un favorito. Los hilos también es otra de las particularidades de esta red social. Al no contar con demasiado espacio para una explicación más extensa, algunos usuarios optan por expresar sus ideas en formas de bullets en diferentes tweets separados en el tiempo.

Beneficios de contar con una cuenta de Twitter

Contar con una cuenta de Twitter aporta numerosos beneficios a los usuarios, tanto a nivel social como de actualidad. Los más destacados son los siguientes:

  • Mantenerse informado de todas las últimas horas. Twitter es considerada la mejor herramienta para mantenerse informado de cualquier tipo de suceso. Cuando ocurre una desgracia o bien cualquier tipo de evento que merezca tu atención, la plataforma del pajarito es una de las mejores opciones a tu alcance.
  • Crear una comunidad social. A través de tus seguidores y de las personas que sigan a tu cuenta, mantenerse activo en Twitter te permitirá crear una comunidad social donde realizar engagement y crear lazos sociales con personas que tengan intereses afines a los tuyos.
  • Contar con un espacio libre donde dar tus opiniones. Twitter, además, te permitirá opinar libremente sobre lo que te apetezca y poder debatir con otros usuarios sobre cualquier tipo de información que te pueda parecer relevante.
  • Mejorar tu identidad digital. La digitalización que vive el mundo obliga a todos a adaptarse si no quieren quedarse atrás. Por ello, estar inmerso en la comunidad de Twitter permitirá crearse una identidad digital y desarrollarla de forma regular.

Pese a la libertad que da Twitter, el código penal español y la Constitución deja bien claro cuáles son los límites de la libertad de expresión. El insulto y las injurias están totalmente prohibidos. Recientemente, se han procesado penalmente a algunas personas por mensajes de odio hacia la corona. De hecho, se ha modificado el código penal para incluir sanciones por mensajes que sobrepasen los límites permitidos por la ley, también en redes sociales como Twitter.

Cómo crear una cuenta de Twitter

El proceso de creación de una cuenta de Twitter es relativamente sencillo. El primer paso es dirigirse al sitio web del microblogging. Una vez estemos en la página, se nos ofrecerán dos opciones. Por un lado, podremos iniciar sesión en caso que contemos con una cuenta ya creada. Sin embargo, la que nos interesa es la de registrarnos ya que hemos de crear un perfil antes de empezar a sacar partido a todas las ventajas que nos ofrece la plataforma del pajarito. Los primeros datos que deberemos dar son los básicos en cualquier tipo de registro. Por un lado, el nombre de nuestra cuenta. Es esencial que sea representativo, ya que a la hora de buscarnos por la comunidad es el que será utilizado por los diferentes usuarios. También deberemos dar una contraseña y una dirección de correo electrónico, donde recibiremos si lo deseamos todas las notificaciones pertinentes a Twitter.

Entonces, nos aparecerá una ventana que vendrá a ser una confirmación de la información necesaria para nuestra cuenta. El otro paso importante será elegir el nombre que aparecerá debajo de nuestra foto de perfil. Es conocido como el nombre real, por lo que al igual que el nombre que elijamos para nuestra cuenta, es necesario que pensemos con criterio aquel nombre que se nos identifique en nuestra comunidad de forma correcta en función de los objetivos que tengamos al crear una cuenta de Twitter. Finalmente, deberemos confirmar si la dirección de email es correcta y también nos dará feedback sobre la clave que hayamos elegido en función de si es totalmente segura, o en su defecto, deberemos mejorarla y cambiarla. Como paso extra, y con el único objetivo de mejorar la seguridad de tu cuenta de Twitter puedes dar tu número de teléfono móvil. Es voluntario, por lo que si lo deseas solo es necesario identificar tu país de residencia y darle a confirmar y seguir para entrar en la parte final de creación de una cuenta de Twitter.

Antes de finalizar el proceso de registro, la plataforma nos exige seguir a un mínimo de cuentas para que nuestro timeline no aparezca vacío. Por ello, se nos sugerirán diferentes tipos de intereses, donde deberemos identificar aquellos que sean afines a nosotros. A partir de entonces, se nos sugerirán algunas cuentas donde deberemos escoger entre un mínimo de 40 cuentas. El siguiente paso será subir una foto de perfil, que también debe ser representativa. En caso omiso, aparecerá una foto de un huevo, que puede ser interpretado como un signo de dejadez en nuestra identidad digital. Al colocar una cuenta de correo electrónico, Twitter también puede interpretar contactos que estén en la comunidad y en tu agenda. Por ello, sería bueno contactar con estas personas para anunciarles que te acabas de hacer Twitter. En cualquier tipo de red social, este paso debe ser el primero para empezar a ganar en seguidores y empezar a crear una identidad digital fuerte, que debe crecer con el paso del tiempo. Otros también revisan cuidadosamente aquellos que los han dejado de seguir en Twitter. Así, este proceso es el primero para alguien que quiera hacerse un hueco en la comunidad de Twitter, aquella red social ideal para estar al tanto de la última hora de cada una de las noticias.

¿Te ha gustado?