La privacidad siempre es una preocupación para quien navega por internet, pues las noticias reflejan como cada vez hay más estafas en la red o directamente se producen robos de las cuentas bancarias por medio de accesos ilegales a los datos de los clientes de los bancos que tienen almacenados en sus ordenadores o por medio de averiguar las contraseñas al conseguir entrar en los ordenadores de las personas con programas espía maliciosos.

Por otro lado, no hay que olvidar que las páginas webs que visitamos registran nuestra dirección IP, una serie de números consecutivos que es la matrícula única de nuestro ordenador, y también la ubicación geográfica de dónde estás. Además, también registran el sitio web desde el que vengas, si has estado en otra web, tu sistema operativo, cuánto tiempo estás viendo esa página, el navegador que usas para estar en internet y los enlaces donde haces clic. De esta manera, generan publicidad que se presenta en los famosos anuncios de Google a pie de las páginas que visitas o que recibes en tu correo de gmail, por ejemplo.

Los navegadores por su parte guardan el historial de todas las páginas que visitas, aunque lo puedes borrar después. Las redes sociales, como Facebook o Twitter, si usas tu ordenador en sesión abierta, también pueden acceder a tu historial de visitas si los sitios a los que has ido tienen iconos de compartir en las redes sociales.

También te monitoriza tu compañía con la que tienes contratada la línea de acceso a internet, y si te bajas algo ilegalmente, y alguien te denuncia por ello, tu proveedor entregaría tus datos a la policía de delitos informáticos.

En realidad, frente a la soledad aparente de tu pantalla en tu casa u oficina, estás completamente vigilado y por tanto careces de todo anonimato. Delincuentes, empresas, el gobierno, pueden entrar a tu ordenador. Por eso, si deseas reducir y controlar esa exposición, te damos indicaciones sobre cómo navegar anónimamente.

¿Que necesitas para Navegar de forma anónima?

  • Navegador de alta privacidad
  • Cuentas de correo desechable
  • Navegador Tor
  • Gestor de contraseñas
  • Proxys
  • Redes privadas virtuales
  • Máquina virtual con Linux

Cómo navegar anónimamente

Instrucciones para Navegar de forma anónima

  1. Cuenta de correo “desechable”. Crea una cuenta de correo gratuita y con la mínima información personal para usarla a la hora de registrarte en webs que visitas y que te solicitan un correo si quieres descargarte un archivo que te interesa, un documento para aprender algo, etc.
  2. Navegadores privados. No se trata de ir a la ventana de navegación de incógnito que encuentras en los buscadores como Google Chrome, Bing o Yahoo. Todos ellos hacen un seguimiento de tus búsquedas y las asocian a tu dirección IP. Tienes alternativas, con motores de búsqueda que no lo hacen, como DuckDuckGo o StartPage, u otros que puedes encontrar buscando en internet.
  3. Gestor de contraseñas. Te será de gran ayuda usar siempre contraseñas complejas, a base de números y letras colocadas de forma aleatoria y no “elnombredemimadre2016”. Dirás, ¿y cómo voy a recordarlas, apúntandolas en un cuaderno? Podrías hacerlo, pero es más útil que uses un gestor de contraseñas, de los que hay muchos que puedes encontrar en internet, con los que generas esas contraseñas y las guardas en tu ordenador. Un problema básico de seguridad es que uses siempre la misma contraseña para todos los sitios donde te registras, aunque tenga pequeñas variaciones, porque si averiguan una de tus contraseñas y es parecida a las que usas en otros sitios, todas estarán en riesgo. Cómo navegar anónimamente
  4. Algunos términos básicos. A la hora de buscar formas de navegar anónimamente es bueno conocer ciertos términos básicos para saber qué nivel de anonimato queremos. Aquí van algunos: Servidor, el ordenador potentes custodiados con gran seguridad por empresas especializadas donde se guarda información y se configuran las conexiones por las que te conectas a internet; tráfico, es la transferencia de datos y su cantidad desde un ordenador a otro; encriptación o cifrado, son los códigos que se usan para proteger los datos que se envían a través de la red, de internet, de forma aleatoria y que sólo se pueden descodificar en los ordenadores de origen y de destino, impidiendo que esos datos se secuestren por quien no debe; proxy: un servidor proxy es un intermediario para conectarte a él y luego conectarse él a la red de forma que oculta tu dirección IP y te da anonimato y seguridad; VPN, o red privada virtual que se usa mucho para conectar un grupo de ordenadores, por ejemplo, de una empresa o de una asociación, entre sí y con seguridad y que no necesitan conectarse por cables y pueden estar en localizaciones distintas, para conectarse a un servidor.
  5. Usa un proxy. Hay muchos sitios web que redirigen el tráfico de datos a través de un servidor proxy y que reenvían tu información de forma anónima. Cuando lo uses, no lo hagas en lugares como las redes sociales, los bancos, etc., porque te piden inicios de sesión. Por otro lado, ten en cuenta que los proxys basados en la web puede que no te ofrezcan ciertos recursos como la reproducción de vídeos. También puedes usar un servidor proxy con el que te conectas directamente desde tu ordenador, y los tienes gratuitos y de pago. En este caso tendrás que configurar tu navegador, lo que quiere decir que cualquier otro programa que se comunique a través de internet, como la mensajería instantánea, no lo hará, a menos que también lo configures para que se conecte a través del servidor proxy.
  6. Conéctate a una VPN. Te protegerá porque tu tráfico aparecerá con el origen de esa red, además de la seguridad que siempre rodea a este tipo de redes. Normalmente son de pago, y debes tener en cuenta que registran los datos de sus suscriptores, por lo que tienes privacidad respecto al mundo, pero no respecto a los administradores de esa red VPN.
  7. El navegador Tor. Este browser es muy famoso por su opacidad sobre la identidad de quienes lo usan. Trabaja como si un grupo amplio de proxys se interconectasen, de forma que los datos rebotan de unos a otros antes de llegar al destino buscado, o como se ve en su logotipo, fuese una cebolla de capas por las que pasan antes de salir o volver del resto de la red al ordenador que lo usa. Tiene el problema de que esta gran seguridad ralentiza bastante el tráfico que estés llevando a cabo por las distintas webs.
  8. Linux en una máquina virtual. Otro blindaje para tu privacidad es que instales una máquina virtual en tu ordenador doméstico. Dentro de los sistemas operativos, el más inseguro es Windows, y tampoco lo es MacOS, siendo Linux el más robusto ante los intentos de hackear tu ordenador. La idea es que instales Linux, pero en una máquina virtual. ¿Qué es esto? Es como si tuvieses un ordenador dentro de tu ordenador físico. Es como un núcleo que no va a dar tu dirección IP real, creando un muro por el que trabajas como siempre pero sin que los datos dejen rastro. Una de las aplicaciones para instalar una máquina virtual en tu ordenador de forma bastante sencilla es TailOS, que incluye una de las distribuciones Linux más robustas, junto con el uso de Tor y programas especialmente diseñados para estar siempre bajo incógnito de correo electrónico, mensajería y manejo de archivos.

Consejos para Navegar de forma anónima

  • También te puede interesar este artículo: Cómo Navegar Anónimamente
  • Contratar un hospedaje virtual en otro país no te costará mucho y permitirá que tu tráfico sea más difícil todavía de rastrear.
  • Evita aquellos sitios web que usen javascript, dado que este código sirve para revelar las direcciones IP y averiguar tus datos con relativa facilidad.
  • Encripta tus correos usando algún programa como OpenPGP para que nadie pueda leerlos. Tienes que instalarlo y enviar tus contraseñas a tu receptor para que solo vosotros podáis abrir los correos.

Cómo navegar anónimamente

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.