La informática se ha extendido por todos lados, de manera que ahora se habla del internet de las cosas, es decir, la conexión a la red se encuentra, por ejemplo, en los llamados “wearables”, como son los smartwatch, o relojes inteligentes que aparte de dar la hora, dan el tiempo, avisan del correo electrónico y otras prestaciones tradicionalmente de los ordenadores y ahora de los móviles.

Ahora que esa presencia digital está por todas partes, y en particular en los hogares, uno de los objetos más representativos de ello es el portarretratos digital. Frente a los marcos de siempre, de madera o metal, u otro material, con una foto, ahora tienes el portarretratos digital, con el que puedes mostrar infinidad de fotos en un pase continuo sin fin, de forma que es más como los antiguos pases de diapositivas, pero en pequeño, pues son pantallas como las que tienen las tabletas.

Cómo elegir un portarretratos digital puede ser una cuestión más peliaguda de lo que podría parecer, pues depende del uso que le vayas a dar, si quieres regalárselo a tu abuela, a tu madre o a tu hija, por poner un ejemplo, pues pueden ser complicados o sencillos de manejar según quien lo tenga.

¿Que necesitas para elegir un portarretratos digital?

  • Un portarretratos digital
  • Una cámara digital
  • Un móvil
  • Una tarjeta de memoria SD
  • Cables de conexión

Cómo elegir un portarretratos digital

Instrucciones para elegir un portarretratos digital

  1. ¿Para quién? La generalización del uso de la informática ha traído que esté en todas partes, en el hogar, en el trabajo… pero a la vez esto ha conllevado la necesidad de tener conocimientos de manejo de los dispositivos cibernéticos, lo que se llama la alfabetización digital. Por eso debes pensar con tranquilidad qué persona es la que usará el portarretratos digital, pues su nivel puede ser grande o mínimo. Si son de los primeros les encantará que el marco tenga la posibilidad de visionar fotos de Facebook, Picasa u otra fuente a través de internet. Si no conocen como hacerlo, lo mejor será un portarretratos con una tarjeta que presente las fotos automáticamente.
  2. Más que la marca. No compres el marco sólo por la marca, porque la marca comercial puede ser muy conocida o tener mucha publicidad, pero funcionar peor en algunos aspectos, ser más complicado de manejar o tener problemas en el servicio de postventa en comparación con otras marcas.
  3. No sólo el precio, No compres el portarretratos sólo por su precio, buscando el más barato. Es mejor que pienses qué funciones necesitarías para tu marco según el uso que le vas a dar y quien lo va a usar, el tamaño o la comodidad. Entonces busca la mejor relación calidad/precio y busca páginas web de comparación de productos que te ayujdarán en tu elección.
  4. La pantalla. El tamaño de la pantalla es importante, no sólo porque cuanto mayor sea se verá la imagen más grande, sino porque también ser verá mejor sin tener que mirarla directamente de frente y se verán mejor al pasar al lado o desde alguna distancia, como los marcos tradicionales.
  5. El lugar. ¿Dónde vas a colocar el portarretratos? Es importante que pienses el lugar en el que va a estar porque si los tradicionales se colocan en una mesa o mueble o se cuelgan en la pared y ahí se quedan, los digitales necesitan electricidad. Si lo piensas colgar en la pared, recuerda que podrá tener un cable para conectar a un enchufe y eso necesita espacio. Y si lleva baterías, se tienen que cambiar cada cierto tiempo y tendrás que descolgar y volver a colgar tu marco.Cómo elegir un portarretratos digital
  6. Resolución. Al ser digital, deberás tener en cuenta la resolución de la pantalla. No es recomendable que sea inferior a 640×480 píxeles, pues una resolución menor le dará a las imágenes menos detalles e incluso podría presentar zonas pixeladas, es decir, descompuestas en pequeños cuadrados de color.
  7. La proporción. Para una correcta visualización, escoge la relación o proporción del alto y ancho de la pantalla del portarretratos, dependiendo de si fue tomada con un aparato u otro, una cámara o un móvil u otros. Por ejemplo, si usas una cámara compacta tus fotos seguramente tendrán una proporción 4:3, lo que significa que si las ves en una pantalla 15:9, las imágenes se recortarán o sufrirán algún cambio. Además, muchas fotos no las tomarás en formato apaisado, sino en vertical.
  8. Pasar las fotos. Piensa cuál será el método con el que pasarás las fotos al portarretratos, con una tarjeta de memoria, o con una memoria USB, o por wifi, o bien por bluetooth. Si usas wifi, porque el marco tiene acceso a internet, podrás descargar en él tus fotos en sitios como Flickr, Picasa, Google Fotos, Dropbox y otros. Pero a veces este tipo de conexión da problemas, por lo que si es posible, sería buena idea hacer una prueba en la tienda antes de la compra.
  9. La tarjeta SD. En general, los portarretratos llevan ranuras para las tarjetas SD que se usan en las cámaras y no hay problemas de compatibilidad, pero asegúrate de que la ranura soporta tu tarjeta.
  10. Memoria. La capacidad de memoria y su tipo es importante. Una mayor capacidad te permitirá cargar más fotos y vídeos o presentaciones. Y es recomendable que el tipo de la memoria del portarretratos sea el mismo que el de tu cámara, porque simplificará la transferencia de las fotos de uno a otro aparato.

Consejos para elegir un portarretratos digital

  • El audio puede reproducir no sólo música, sino también voz, lo que puede serte muy útil para presentar tus fotos con comentarios.
  • Es mejor que alimentes el portarretratos con fuente de alimentación y enchufe en vez de batería.
  • Hay marcos con mando a distancia, lo que te puede resultar muy cómodo para presentar las fotos a tu gusto desde el sofá a tus amistades, como si fuera un televisor.

Cómo elegir un portarretratos digital

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.