Las bombillas de LED son las bombillas más populares de los últimos tiempos, ya que permiten ofrecer una potencia de alta calidad a un precio asequible.

La principal razón por la cual las bombillas de LED se están vendiendo tanto, es también porque sirven para ayudarte a ahorrar luz, ya esta esta tecnología gasta muy poco.

Hay algunos estudios que dicen que las bombillas de LED pueden gastar hasta un 80% menos que las bombillas estándar. Esto quiere decir que podemos ahorrar unos cuantos euros en la cara factura de la luz que tenemos hoy en día.

Esto hace que estas bombillas se hayan puesto de moda no sólo en las bombillas corrientes, sino integradas en todo tipo de tecnología. Un buen ejemplo son las televisiones, las cuales tienen integrada esta tecnología para un menor consumo de luz.

Esto ha hecho que estos televisores hayan pasado de ser los caros electrodomésticos que hace años consumían tanto, a ser de las cosas que menos luz consumen en una casa. De esta manera, se ha aprovechado esta tecnología en casi todos los ámbitos.

Además de suponer una inversión en cuanto a factura de la luz se refiere, las bombillas de led también suponen un gran salto de calidad en muchos sentidos, ya que esta tecnología es tan buena que no sólo sirve para ahorrar, sino que te sirve para tener una buena intensidad de luz.

Sin embargo, el mercado donde más está el LED no son ni los televisores ni otros lugares, sino en las bombillas de bajo consumo, bombillas que puedes poner en las habitaciones para bajar la factura de la luz.

Hoy en día entre tanto modelo y marca, es un poco complicado encontrar la bombilla ideal y saber con exactitud cual es buena y cual es mala. Por esta razón, necesitas un poco de asesoría para poder saber esto y así poder conseguir las mejores bombillas a los mejores precios.

Hoy te voy a ofrecer una asesoría completa sobre las bombillas de LED, explicándote cómo puedes comprar una a buen precio y cómo la puedes sacar el máximo partido.

Instrucciones para elegir bombillas LED

  1. Potencia de la bombilla:
    Lo primero que tenemos que mirar en una bombilla de este tipo, es la potencia de la bombilla, es decir, su capacidad para emitir luz. Sin embargo, no vamos a mirar la potencia en Watios habitual, sino la potencia que se llama en lúmeres, una unidad de medida que indica la intensidad de luz de una bombilla. Esto quiere decir que aunque una bombilla no tenga muchos watios, no tiene por qué ser mala si tienes muchos lúmeres. En este caso, a más lúmeres tengamos, más intensidad de luz va a tener la bombilla. Por lo tanto, según nuestras necesidades, vamos a tener que escoger una intensidad u otra, ya que no es lo mismo necesitar una bombilla para un interior, que necesitarla para un lugar exterior.
    Cómo elegir bombillas LED
  2. Gasto energético:
    Ahora vamos a hablar del gasto energético, es decir, de la potencia eléctrica de la propia bombilla. En este caso, no tenemos que mirar los lúmeres, sino los watios de potencia que tenga la bombilla. Por mucho que diga la gente, lo que marca lo que vamos a pagar de luz son los amperios y los voltios, es decir, que la multiplicación entre los amperios y los voltios nos darán los watios y los watios nos darán lo que vamos a pagar de luz. En este caso, tenemos que mirar que cuanto menos watios tenga mejor, siempre que cumpla nuestras necesidades. Para calcular el consumo de electricidad, calcula los watios de la bombilla, divídelo entre mil ,multiplica por el número de horas del día que tengas la bombilla encendida y multiplica finalmente por el precio del kilowatio hora. Por ejemplo, una bombilla de 10 watios de potencia encendida tres horas al día, va a gastar 30 watios todos los días, multiplicado por 30 días del mes son 900 watios que hemos gastado. Si el kilowatio a la hora está a 0,15, hemos gastado unos 0,14 euros en esta bombilla, es decir, una cantidad irrisoria.
    Cómo elegir bombillas LED
    Cómo elegir bombillas LED
  3. Ángulo de apertura:
    Finalmente tenemos que mirar lo que se llama el ángulo de apertura, algo que es como una medida que calcula el alcance que va a tener la luz. Si te has fijado bien, no son iguales las luces de exteriores que las de interior. Las luces que dan al exterior suelen tener un mayor ángulo de apertura, ya que tienen el objetivo de tratar de alumbrar el mayor número posible de metros cuadrados. En cambio, las luces de las habitaciones o las bombillas para estudiar tienen poco ángulo, ya que quieren alumbrar un punto concreto, pero con mucha intensidad. En este caso, lo único que deberás hacer es comprar una bombilla adecuada según la ocasión. Por ejemplo, si quieres una bombilla para estudiar, comprarla con bajo ángulo es buena idea, pero mala idea si la quieres para el jardín.
    Cómo elegir bombillas LED
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.