La fotografía es una de las disciplinas artísticas que más se ha masificado  en los últimos tiempos, sobretodo porque los dispositivos que permiten tomar fotos se hicieron muy fáciles de usar y además de adquirir, pues en el mercado los hay de todos los precios. Aunado a esto, las compañías que fabrican celulares, computadoras o tablets los incorporaron a sus productos, así que la herramienta está a tu alcance solo tienes que aprender cómo tomar fotos  para capturar los momentos que quieres conservar en tu vida.

Hay personas que creen que una mejor cámara dará una mejor foto, pero esto no es del todo cierto, pues una parte importante de la calidad de la foto radica en el uso correcto de las técnicas de fotografía. Es por eso que aquí te enseñaremos como tomar fotos, para que el uso del flash en un momento equivocado, la sobre exposición de una fotografía,  el desenfoque o el mal uso de un encuadre no arruinen más tus fotos.

¿Que necesitas para tomar fotos?

  • Cámara

Instrucciones para tomar fotos

  1. Familiarízate con tu cámara: No importa si tienes una cámara profesional, semi-profesional, compacta o si tomas fotos desde tu móvil, todas las cámaras tienen botones, funciones y herramientas que te ayudarán a optimizar tus fotografías, investiga para que sirven y aprende a sacarles provecho. La mayoría traen un manual, pero si no lo tienes a la mano o se te ha perdido puedes buscarlos en la web del fabricante o simplemente buscar información, las cámaras tienen una iconografía estándar, así que el lenguaje de otras cámaras te será útil para entender la tuya.
  2. Ajusta la resolución de tu cámara para tomar fotos con la mayor calidad posible: Las cámaras te permiten ajustar la resolución de tus fotos para que estas sean de mayor o menor calidad. La calidad va asociada al peso de la fotografía, una foto de mayor calidad requerirá mayor espacio en la memoria del dispositivo, así que tienes que conocer cual es el tamaño de la memoria interna de tu cámara y a cuantas fotos equivale dependiendo de la resolución, lo recomendable es que uses una memoria externa para que tomar fotos con la más alta resolución no afecte el espacio en tu dispositivo. La resolución también se asocia a la edición, si tus fotos son de alta calidad no se afectarán cuando las retoques, las recortes les hagas correcciones.
  3. Usa el modo automático: Los fotógrafos expertos son los que suelen ajustar manualmente la configuración de su cámara porque la conocen tan bien y tienen tanta práctica que ya la manipulan de esa manera para lograr características que identifiquen sus fotos y las hagan resaltar por encima de otras. Si aún no lo eres te recomendamos que uses el modo automático, porque es producto de la evolución tecnológica para que puedas tomar fotos de calidad sin que sea tan complicado. En caso de que en el modo automático las fotos salgan con algunos errores como la exposición, el enfoque, etc, puedes ajustar manualmente sólo los elementos que estén afectando la calidad de tus fotografías.
    nikon-515883_640
  4. Practica: La práctica hace al maestro dicen popularmente y no sin razón, pues sólo puedes aprender de tus propios errores en la medida en que los cometes, así que tienes que practicar tomando fotografías, procura cargar la cámara contigo todo el tiempo y empieza, pierde el miedo a equivocarte y captura todo lo que se te antoje, así irás reconociendo cuando haces buenas fotos y cuando no.
    Es positivo que tomes fotos en exteriores e interiores, de día o de noche, prueba las distintas variaciones de la luz natural y artificial, pues existen lámparas de distintos colores y reconoce cómo inciden estas características en tus composiciones fotográficas.
  5. Ajusta el balance de blancos: Esta es una de las funciones más desconocidas y por lo tanto menos utilizadas, pero una de las más importantes, si te preguntas porqué es una de las mas importantes, tienes que saber que, por ejemplo cuando tomamos fotografías en lámparas de tungsteno la foto tenderá a quedar roja, pero con el balance de blancos la cámara insertará azul para compensar el rojo y así no se alterará la coloración de la foto. Si bien existen programas que permiten hacer corrección de color en una etapa de edición de la imagen siempre es importante corregir estos detalles y ahorrarnos trabajo.
  6. Aprende sobre técnicas de fotografía: En el saber está el poder y como todo, la fotografía también tiene sus recetas y trucos, por eso debes instruirte con respecto a la composición fotográfica para ello te hablaremos de 3 puntos fundamentales a tener en consideración :
  7. Los planos: tienes que reconocer que tipos de planos existen porque faltar a esta regla puede dañar tus fotos. Los planos fotográficos existen para que puedas cortar un objeto sin que se vea mutilado en la fotografía y así realces los atributos que deseas.
  8. La proporción: la proporción dentro de las fotografías se cuida con la famosa regla de los tercios que consiste en dividir el plano en 9 recuadros y ubicar los objetos en la escena sobre las intersecciones que generan estas líneas. Si sigues esta regla tus fotos serán más atractivas, aunque no es excluyente, es decir puede que hagas fotografías sin seguir esta regla y aun así tengan éxito, a veces las reglas se hacen para romperse, pero esto no es algo premeditado sólo el momento, tu intuición y tu experiencia te dirán cuando debes respetarla y cuando romperla.
  9. El equilibrio: el equilibrio como su nombre lo indica, te permite equilibrar el peso de la foto de manera que no te quede desproporcionado el encuadre, esto para cuidar el aire, ya que uno de los errores más comunes en la fotografía es dejar mucho aire, ahora siempre que se haga conscientemente es totalmente válido desequilibrar las fotos a propósito, porque al igual que la regla de los tercios son normas que nos ayudan a tomar fotos bonitas, pero que cuando lo consideremos necesario podemos romperlo sin que esto signifique que están mal.
  10. Educa tu ojo: El ojo es un órgano que puede educarse sobre todo a través del consumo de referencias, nada es nuevo en el mundo por eso ver ejemplos puede inspirarnos y desarrollar nuestra creatividad al punto de permitirnos innovar. Ver el trabajo de otros enriquece el espíritu y nos enseña qué nos gusta y que no, además nos ayuda a probar distintos ángulos, a agudizar nuestro sentido de la vista y ver cosas donde otros no ven nada.
    camera-801924_640
  11. ¡Cuidado con el uso del flash!: El uso del flash es un arma de doble filo porque si bien es una herramienta súper útil cuando la iluminación es deficiente también puede dañar nuestras fotos, por ejemplo cuando lo usamos y salen los ojos rojos.  Los ojos rojos salen porque cuando la luz es débil la pupila se dilata para ver mejor y la luz del flash ilumina los vasos sanguíneos que hay detrás de la pared ocular, ahora lo que debes saber es cómo evitarlos. Existen 2 maneras, si tienes una cámara cuyo flash es independiente puedes no dirigirlo a los ojos de las personas así estarías usando lo que en términos fotográficos se llama flash de rebote. La otra opción es desarrollar utilizar la función “reducción de ojos rojos”  que debe tener tu cámara, está herramienta previene los ojos rojos porque dispara dos veces la luz antes de hacer la captura, así la pupila de los retratados se contrae y se evita este defecto. Sin embargo nuestra recomendación es que en la medida de lo posible no lo uses.
  12. Selección y edición de fotografías: Esta es una de las partes más enriquecedoras en el proceso de aprender cómo tomar fotos, sobretodo porque es el proceso de autoevaluacion, aquí podrás ver tus fotografías y seleccionar las mejores, una vez que selecciones las mejores analizalas y comparalas, para que sepas porqué quedaron bien, no tengas miedo de desechar las que estén mal, es parte del proceso de aprendizaje. Aquí también aprenderás a manejar softwares que te permiten editar tus fotografías y retocarlas e intervenirlas para darles un mejor acabado.
  13. Disfruta el viaje: Tomar fotografías es un aprendizaje para la vida, retratar los momentos y llevarlos para siempre contigo vale más que todas las técnicas que puedas aprender; toma tu mochila, carga tus baterías y guarda bien tu cámara, que será una amiga indispensable en el camino. Ahora que sabes cómo tomar fotos, es hora de ponerlo en práctica.
¿Te ha gustado?