Hoy queremos enseñarte cómo hacer un robot fácilmente. Un robot es una maquina programada automáticamente para cumplir alguna función determinada (caminar, correr, saltar, golpear, limpiar, barrer, etc). Por lo general se hacen los robots para cumplir acciones determinadas pesadas que un humano no podría cumplir con facilidad, pero se pueden hacer robots de varios tipos.

Los tipos de robots que existen varían sus funcionalidades dependiendo de lo que queremos como rodar, patinar, pintar. Incluso muchos de los robots que existen, son para facilitar actividades comunes de los humanos, sobretodo en cuestión de electrodomésticos. Por ello los robots son parte de nuestra vida y cada vez crece más la industria de este tipo.

En Japón por ejemplo, los robots son usados con distintas finalidades, desde atender clientelas en aeropuertos, orientar a la gente en tiendas, o como simple entretenimiento. Incluso existen quirófanos robotizados, que permiten intervenciones con mayor exactitud, manejando áreas especializadas de un cuerpo para su manipulación.

Para hacer un robot en casa fácilmente es mejor plantearse una idea de cómo queremos que sea y darle forma buscando una manera lógica de que funcione. Si quieres hacer un robot en casa pero no sabes cómo hacerlo o qué se necesita, entonces te podemos dar algunas ideas para hacer un robot en casa fácilmente y con utensilios que puedes encontrar con gran facilidad.

Te mostraremos 3 formas básicas de hacer un robot que se traslade con facilidad, puedes poner la forma que tu desees a estos robots, pero las bases serán las mismas, y lo mejor es que son muy fáciles de hacer y efectivas. Entérate con nosotros de cómo hacer un robot en casa fácil y rápido con cosas que puedes encontrar en casa, toma un lápiz y un papel, apunta lo que necesitarás y manos a la obra.

¿Que necesitas para hacer un robot?

  • Una batería de 9 a 13 volts
  • Motor pequeño giratorio de 1 kg de fuerza
  • Alambre conductor
  • Palillos de madera de paleta de 10 cm aproximadamente o una tabla de madera
  • Palillos de plástico o alambre grueso
  • 4 ruedas pequeñas de juguete o tapas de refresco (en caso de ser tapas de refresco se recomienda forrarlas de goma de globo)
  • Ligas de goma
  • Un cúter
  • Cinta de aislar
  • Pistola de silicona caliente
  • Tuercas y tornillos de la misma medida
  • Un interruptor pequeño
  • Tornillos y tuercas
  • Una lata de soda
  • Herramientas

Instrucciones para hacer un robot

  1. Es mejor que decidas primero qué es lo que piensas hacer. Cuando nos hacemos a la idea de lo que queremos es más fácil seguir un patrón. Cuando tengas un patrón podrás investigar de qué manera se puede desarrollar ese proyecto. Si no tienes aún una idea muy clara de que hacer, no te apures, podemos empezar por crear una base para entender de qué se trata. será necesario que cuentes con un juego de herramientas para que puedas hacer tu robot.
  2. Comenzaremos por preparar la base del robot, no importa si deseas que el robot tenga forma humanoide o si deseas que parezca un cochecito la base de este robot será la misma. Puedes usar cartón para hacer la base o madera, en este caso es mejor usar madera por si deseas que el robot hecho en casa tenga más resistencia o un acabado más profesional, incluso es recomendable usar plástico, solo tienes que buscar alguna tablilla de plástico para poder hacer la base.
  3. El motivo por el cual es preferible usar madera, es porque la madera la podemos cortar en casa y es relativamente fácil manejarla. Sobre todo en el caso de triplay, es mucho más fácil hacer cortes a la medida, mientras que el cartón es un material muy frágil que en contacto con agua puede perder resistencia o incluso dañar el producto, pero aun así se puede utilizar si es grueso, mientras que la madera puede servir como material aislante para impedir que las corrientes eléctricas puedan ser un peligro al tocar el robot.
  4. En caso de ser madera ésta debe ser gruesa para poder taladrarla, y en caso de ser plástico o cartón tendremos que usar una base para las llantas por lo cual recomendamos usar madera. Harás 2 agujeros horizontalmente a lo ancho del rectángulo de la tabla, ambos serán rectos en cada orilla hasta traspasar la tabla, deben quedar lo más rectos posibles o el robot no andará bien. También has un pequeño corte en el centro de la tabla, esto es para poner una polea la cual girará por el motor y una liga de goma.
  5. Si no cuentas con un taladro o temes que pueda significar un riesgo para ti usarlo, no te preocupes. Dibuja unos círculos en las zonas anteriormente mencionadas, y utilizando un destornillador de punta de cruz, gíralo de forma recta, con cuidado de que no se te resbale, y verás cómo se comienza a formar un agujero en donde pintaste el círculo. Los dibujos nos servirán como guías para no salir del área que vamos a agujerar. Así podrás hacer los orificios sin necesidad de usar un aparato eléctrico. Como última opción, le puedes pedir a alguien que haga los agujeros en tu lugar. Esto especialmente es recomendable en el caso de niños que no sepan utilizar este tipo de herramientas.
  6. Con 2 alambres traspasa los agujeros, pasando por entre la liga de goma y la polea, toma una medida de cuánto alambre necesitas para traspasar el agujero, la liga y la polea, a esa medida aumenta 2 cm más. Toma las llantas y pega una a un extremo del alambre, luego pasa el alambre por la tabla y pega en la otra llanta o las tapas de refresco. En este momento nuestra base se asemeja a un cochecito.
  7. Puedes también utilizar un palito de madera en lugar del alambre, pues éste sólo cumple con la función de unir las llantas para poder mover el robot. Lo ideal es que sea un alambre grueso o en su caso un palito de madera o de plástico, pues estos dos últimos materiales son un poco más resistentes y no representan un riesgo en caso de corriente eléctrica. Claro que si no se cuenta con estos materiales, también podemos cubrir el alambre con cinta de aislar como medida preventiva.
  8. En caso de usar palillos, debes tener especial cuidado en que éstos no sean demasiado gruesos o no podrán girar bien entre los agujeros de la tabla y se quedarán atascados, y si son muy delgados se pueden romper o el robot tambalear, cosa que sería una desventaja para nuestro proyecto.
  9. Es importante que al momento de meter el palito entre los orificios de la tabla, también permitas que el palito pase por el orificio de la polea y la liga. Luego de esto será bueno si pegas la polea una vez determinado el lugar donde la fijaremos, con un poco de silicona líquida o algún pegamento que la fije bien para que no se mueva y se pueda generar la rotación que estamos buscando, siempre cuidando que no se adhiera el pegamento a la liga o de nada servirá haberla colocado porque no rotará. Hecho esto, ya podemos pegar definitivamente las ruedas a los extremos.
  10. En uno de los extremos de la tablilla, aproximadamente al comenzar un tercio de la orilla de la tabla colocarás el motor, esto es al lado contrario de la polea o un poco en el centro de la tablilla. Para esto tienes que poner silicona caliente sobre la tabla en la parte donde colocarás el motor. El motor debe tener también una polea, pero en caso de no tener una integrada, deberás ponérsela tú.
  11. Debe estar lo suficientemente alejado de la polea del palito para que haya tensión en la liga y ésta pueda girar posteriormente por la fricción al encender el motor. Dependiendo del largo de la liga y de la resistencia de la misma, es la separación que existirá entre el motor y la polea del palito. Recuerda que mientras mejor sea la tensión que hay en la liga, mejor girará, pero tampoco hay que excederse en la tensión o la liga podría vencerse y romperse con facilidad y habría que retirar las llantas y el palito para cambiar la liga.
  12. Coloca la liga como una banda, cuando el motor se haya encendido, la banda girará haciendo girar también la polea y las llantas aledañas a ésta.
  13. Tomaremos el interruptor y con silicona caliente lo pegaremos al otro extremo de la base, es decir, contrario a donde está la polea aproximadamente al comenzar un tercio del final de la tablilla. Luego uniremos los cables del conductor al del interruptor y la pegaremos con cinta de aislar. Hemos terminado la base de nuestro robot.
  14. Es muy importante que revises que los cables del interruptor estén colocados adecuadamente y que no haya contacto de los cables entre sí para evitar un corto circuito u otro tipo de complicaciones, por ello antes de instalar los cables, sería bueno que uses cinta de aislar para separarlos, permitiendo que sólo la parte que estará en contacto con el interruptor, sea la que no está aislada. Luego de unir los cables y presionarlos bien con el interruptor para evitar que se suelten, ya puedes unir el interruptor a la tabla con cinta adhesiva.
  15. También será necesario que pongamos una base para baterías ya sean AAA o AA, que den energía a nuestro motor para que pueda funcionar. Esta base nos puede servir para casi cualquier aparato móvil que deseemos hacer. Es mejor si usamos un interruptor que se maneje a control remoto para que así sea más fácil manejar el producto. Esta base sirve para hacer juguetes caseros con forma de coches, canastas móviles, o lo que deseemos que se pueda mover. Pero te mostraremos unas ideas de lo que puedes hacer con tu robot para que se vea estéticamente interesante y tenga una función.
  16. Los casos terminados de robots que puedes ver en las imágenes, son un robot dulcero móvil, que puede servir para pasar dulces de un lugar a otro de la habitación sin necesidad de moverse, y una lámpara móvil, que sire para iluminar nuestro camino sin la necesidad de que tengamos que sostener una lámpara y con la ventaja de que el camino por el cual andemos ya estará iluminado. En el caso de éste último, hemos colocado un generador casero que funciona para encender nuestro foco manualmente y podemos encender el robot a mano o manejarlo a control remoto.
  17. Ahora es momento de preparar el exterior del robot, puedes hacerlo ver como un coche poniendo una tapa igual a la de uno y pegándola con silicona, o arreglándolo como muñeco o animal. El lugar donde se encuentra el interruptor siempre debe estar visible y manualmente manuable para apagar u encender el robot, por lo cual omitiremos poner alguna cosa sobre la base del robot.
  18. Como verás, esta base es multiusos por lo cual podemos hacer muchas cosas con ella, desde robots móviles simples, hasta estructuras más complejas como las que ves en las imágenes superiores. Puedes mirar los casos de los acabados que te mostramos en las imágenes para inspirarte y ver cómo esta base es muy dinámica para la creación de artículos.
  19. También puedes hacer un robot de gusano si haces una base con tres pies, uno grueso y dos pies más delgados a los lados. A la parte gruesa le pondrás una o dos llantas, a los lados también. Para que el robot de gusano se mueva, pondrás el motor en un extremo del pie y el interruptor del otro extremo, con los cables unidos como dijimos anteriormente.
  20. Incluso puedes combinar formas y hacer un robot que avance como el típico robot de gusano, pero con cuatro pies, que en este caso pueden estar llevados por ruedas, así será aún más interesante ver cómo el robot avanza como un gusano a la vez que las ruedas funcionan como si se tratara de un carro pequeño que avanza por periodos. Te mostramos una imagen para que veas cómo podría quedar.
  21. Aunque en el caso del último robot, es mejor usar un motor más potente y colocarlo en un solo lado del robot, así mantendrá el equilibrio al avanzar a la vez que podremos manejar y organizar los controles sin necesidad de abrir el robot para manipularlo. En estos casos también es aconsejable usar un dispositivo que pueda manejarse a control remoto. Estos los podemos conseguir en tiendas en línea en internet, en tiendas de robótica y electrónicos, e incluso reutilizar piezas de juguetes a control remoto.
  22. Será necesario que en lugar de poleas uses engranes para que el movimiento generado por el motor encendido, sea capaz de mover los engranes y con éstos las articulaciones del robot. También es importante que las articulaciones no estén muy rígidas, de esta manera podrán moverse con mayor facilidad. Tampoco deben estar muy sueltas o el robot podría desensamblarse, por eso será necesario usar tuercas para unir las piezas al robot.
  23. Luego pondremos una quinta rueda a los pies sostenidos por una base de alambre que no impida el movimiento de la rueda, pues ésta jalará los pies y hará que el robot avance, y uniremos por una polea la rueda a la orilla del motor, para que la rueda gire y con su fuerza, acerque los pies exteriores al pie central y transite como gusano.
  24. Podemos hacer esta misma estructura con engranes y poleas para que hagas un cuerpo móvil más avanzado y de esta manera hacer un robot caminante. Solo hace falta conectar los engranes a las articulaciones del robot para que este se mueva cuando prendas el interruptor y camine. También puedes hacer un robot humanoide si pones una caja con leds como ojos que estén unidos al generador, así brillarán cada vez que enciendas el robot.
  25. En el caso de este robot humanoide, lo único que hemos hecho es tomar la estructura anterior y darle un acabado más estético al colocar una cabeza que hace juego con los brazos y pies de la base. Para esto sólo hemos puesto unos leds en una caja la cual cumplirá con la función de cabeza. Estos leds o bombillas pequeñas las conectaremos con la corriente de manera que al prender el robot los ojos también se prenderán.
  26. En caso de hacer un robot personalizado como humanoide, será necesario unir los ojos con la corriente, por lo cual tendrás que usar cable para conectarlos, aunque también puedes optar por poner baterías especialmente para los ojos.

Consejos para hacer un robot

  • Una forma sencilla de tener un robot móvil sin gastar pilas, es usar una batería de coche o bien baterías recargables de las que se usan en lámparas para recargar con la corriente eléctrica del enchufe.
  • Si los cables del motor no son lo suficientemente largos para el robot que estás haciendo, no te preocupes, puedes buscar cables del mismo calibre y unirlos cada uno a cada extremo de los cables del motor y así éstos podrán alcanzar el interruptor aun si éste se encuentra por afuera de la base.
  • Es imprescindible que siempre que alargues un cable uniéndolo con otro, aísles la unión con cinta y/o pegamento para evitar fallas o cortos circuitos que puedan representar un peligro a la hora de usar o construir tu robot.
  • No es recomendable usar una base de metal, pues el metal es un potente conductor, a no ser que el mecanismo robótico que estamos haciendo no cuente con energía eléctrica para funcionar y sólo sea de “cuerda”, o que sepamos bien cómo aislarlo, siempre es mejor optar por madera o plástico.
  • Puedes encontrar un interruptor en una tienda, o bien puedes usar cualquier interruptor que encuentres en la tarjeta de tu ordenador viejo que ya no necesites.
  • También puedes sacar la batería y la base de ésta misma en la tarjeta del PC, solo utiliza un poco de estaño y un cautín para despegar estos objetos.
  • Es posible que te encuentres en la necesidad de usar tornillos y tuercas en algunas piezas, por lo cual te recomendamos tener algunas a la mano.
  • Tú puedes dejar ir tu imaginación y hacer todo lo que desees, sin embargo es recomendable que hagas un esquema o patrón para medir el tamaño de las piezas que necesitas y lo que estás deseando construir, pues muchas veces en robótica la exactitud cuenta con un papel muy importancia para obtener los resultados más óptimos.
  • Los motores de los ventiladores pequeños también son útiles para hacer robots, sólo tienes que abrir el ventilador, extraer el motor y las piezas útiles, y usarlas para hacer tu proyecto.
  • Recuerda que estás son bases y puedes darles la utilidad o acabado que desees, aquí sólo te decimo cómo formar una estructura básica para que hagas un robot móvil que se mueve a control remoto o que podemos encender a mano.

 

¿Te ha gustado?
1060 usuarios han opinado y a un 65,94% le ha gustado.