Un índice en word es una especie de tabla de contenidos que se sitúa al principio o al final de un documento. Su utilidad es mostrar al usuario lo que se va a encontrar en un documento, numerando por páginas cada contenido.

Además de eso, divide cada contenido en subapartados y a su vez en otros. Un índice bien hecho tiene que permitir poder navegar por el documento y poder encontrar lo que quieras, de una manera similar a la que usan los libros de texto comerciales.

Su utilidad por ejemplo es poder tener una guía de todo el documento fácilmente. Sin embargo, no se acaba ahí la cosa, ya que muchas veces es obligatorio saber hacer un índice, ya que nos lo piden.

Por ejemplo, en trabajos de la universidad muy largos es obligatorio hacer un índice, ya que sino el profesor no puede acceder a las zonas que él querría acceder. Esto también se pide en proyectos largos de empresa, en los cuales necesitas poder ver rápidamente todo lo que quieras del documento para revisarlo mejor.

Mucha gente se pone a hacer el índice sin herramientas, poniendo el texto normal y puntitos, creando un índice en word algo chapucero y trabajando más de la cuenta. Aunque trabajar sea muy digno, muchas veces nos tenemos que ahorrar trabajo para dedicar el tiempo a otras cosas importantes, como por ejemplo estudiar para los exámenes.

Por suerte,Word tiene una herramienta para hacer índices en Word, gracias a la cual vamos a poder ver con suma facilidad un índice y a crearlo, incluso de manera totalmente automática, ahorrándonos un montón de tiempo y trabajo que luego usaremos para cosas útiles, ya que perder el tiempo no sería digno.

Sin entretenernos más, vamos a ver cómo crear un índice en Word paso a paso, sin problemas y fácil como siempre.

Instrucciones para hacer indice en word

  1. Hacer una tabla de contenido automática:
    El primer método que vamos a hacer para hacer una tala de contenido, es crearla de manera automática. Word tiene un sistema que es capaz de indexar todos los títulos del documento y ponerlos en un índice de manera automática y fácil. Gracias a dios que esto existe, ya que sino los universitarios tendríamos que hacer el triple de trabajo, ya que imagínate hacer una tabla de contenidos de 200 folios de forma manual. Eso si, aún así hay que preparar el trabajo primero, para que Word sea capaz de detectar automáticamente la estructura y sea capaz de ponerla en el documento fácilmente y sin problemas.

    1. Preparación del índice:
      En primer lugar, tenemos que preparar el documento para que reconozca el índice, algo que vamos a hacer gracias a los h1, h2 y h3, es decir, a los títulos. Si te fijas bien en la parte de arriba del Word, hay una cosa que pone título 1, título 2, título 3. Esto prepara una línea para que sea detectada por el índice. Lo que hay que hacer es ir pulsando título 1 sobre cada título importante(por ejemplo lo que separa cada tema), título 2 sobre cada título secundario(por ejemplo estructuras de un tema) y título 3 sobre el último título que se pone antes del cuerpo(por ejemplo un apartado pequeño de un tema). Al hacer esto, cambiará de color y de tipografía esta línea, haciendo que luego el índice sea capaz de detectarlo de manera automática, ahorrándonos mucho trabajo.
    2. Pulsar tabla de contenidos automática:
      Ahora es el turno de crear una tabla de contenidos automática, algo que podemos ver en la pestaña vista y en tabla de contenidos automática. Esta tabla normalmente se coloca al principio o al final del documento y sirve para que la gente llegue antes a lo que quiere buscar. Si te fijas, te lo habrá puesto automáticamente todo, incluyendo el título y el número de página, los cuales cambiarán dinámicamente si haces algún cambio importante.
    3. Revisar y modificar al gusto:
      Ahora puedes revisar que todo esté bien, ya que puede ser que te hayas dejado algún título o que hayas configurado mal alguna cosa. Una vez que lo hayas hecho, debes proceder a modificar la tabla a tu gusto, como por ejemplo cambiándola de color, de tipo de letra y de tipo de numeración, ya que a veces nos gusta más que nos lo pongan tipo A,B, C que tipo 1,2,3. Adáptalo completamente a tu gusto y a tus necesidades para poder tener un trabajo que se gane el aprobado y unos apuntes ordenados, como los míos.
  2. Hacer una tabla de contenido manual:
    Aunque la tabla de contenidos automática sea la forma que yo recomiendo y la que usamos casi todos, tenemos la opción de usar también una tabla de contenidos manual, la cual se crea desde 0 y haciendo tú todo el trabajo necesario para crearla. Esto sinceramente es bastante pesado, por no hablar de lo aburrido que es ponernos a crear una tabla y a indexarla nosotros mismos. Sin embargo, es útil algunas veces, sobre todo para personas que no les va bien el tema de los h2 y en trabajos muy cortos, en los que sea más rentable hacer un índice nosotros mismos que ponernos a indexar de forma automática con los h2. Vamos a explicar los pasos que hay que dar para hacer el índice manual.

    1. Pulsar tabla de contenido manual:
      En este caso, no tendremos que tocar nada del documento, sino que lo único que tendremos que hacer es dar a tabla de contenidos manual, la cual se encuentra en el mismo sitio que se encuentra la tabla de contenidos automática. De esta manera, vamos a poder tener una tabla de contenido vacía, que se va rellenando a medida que vamos a poner cosas. Si queremos pasar de un título a otro, pulsaremos intro para pasar a la línea siguiente y si queremos hacer un subtítulo, simplemente tendremos que tabular una vez por cada subtítulo o subapartado que sea.
    2. Ponerte manos a la obra:
      Ahora es el momento de ponerse el mono de trabajo y ponerse a hacerlo manual, la parte más pesada de todo el tutorial. Tienes que poner la página de cada título manualmente, escribiendo el número de la página y el título, algo que sin duda llevará mucho tiempo. Por este motivo, recomiendo sólo este tipo de índice en situaciones en las cuales tengas que hacer o bien una tabla muy personalizada(sin títulos h1 pero indexada), o bien sea tan corto que no merezcan la pena y lleve poco trabajo.
    3. Tener cuidado al añadir o modificar cosas:
      Lo peor del índice manual no es tener que trabajar mucho para hacerlo(que también), sino que si tocamos algo del documento, el índice se nos descuadrará en el tema de páginas y tendremos que modificarlas. Por ejemplo, si metemos una cosa que se nos ha olvidado en el tema 2, ya nos va a avanzar una página en el tema 3, otra en el tema 4, otra en el tema 5… y así hasta que se acabe el trabajo. Si esto pasa, tendrás que modificar todo para que esté bien. Por este motivo, siempre haz el índice cuando el trabajo esté acabado y bien revisado, es decir, cuando ya estés seguro al 100% que no vas a hacer más cambios dentro del mismo.
¿Te ha gustado?