Cambiar la contraseña del Wifi es algo importante para mantener la seguridad de nuestra conexión a Internet, sin embargo es algo que los usuarios solemos pasar por alto, bien por un olvido o por pura vagancia. Lo más habitual entre todos nosotros es que mantengamos la contraseña que por defecto viene con nuestro router. Y precisamente esta costumbre es lo que permite a cualquiera colarse en nuestra Wifi y utilizarla de forma gratuita para sus propios fines. En la actualidad existen múltiples (y muy sencillas) aplicaciones que permiten localizar las redes cercanas, así como sus contraseñas por defecto. De esta forma, como podemos observar, nuestra dejadez a la hora de cambiar la contraseña que viene de fábrica puede repercutir en que cualquier extraño se aproveche de nuestra red Wifi.

Sin embargo no debemos culparnos por esta apatía que nos caracteriza, pues podemos escudarnos en que el proceso para cambiar la contraseña no es del todo sencillo y que tampoco se nos da la infomración necesaria para hacerlo en el momento en que adquirimos el router. Si no estás muy familiarizado con el mundo de la informática tal vez te estés preguntado qué es un router o enrutador y qué tiene que ver con la red Wifi que utilizas para estar conectado a Internet.

Pues bien, el router es un aparato que usamos para dar conectividad a nuestros dispositivos electrónicos, a través del Wifi. Es decir, es lo que nos permite tener acceso a Internet. Los routers pueden adquirirse en las tiendas de informática y electrónica aunque a día de hoy lo más normal es que los usuarios se hagan con sus enrutadores al contratar el servicio de Internet con cualquier operadora, ya que suelen dárnoslo cuando vienen a casa a conectarnos el acceso. A lo largo de este artículo encontrarás detallados las instrucciones que tienes que seguir, de forma rápida y sencilla, para completar este proceso de cambio de contraseña.

¿Que necesitas para cambiar la contraseña del Wifi?

  • Enrutador
  • Acceso a Internet

Instrucciones para cambiar la contraseña del Wifi

  1. El primer paso que debes realizar para cambiar la contraseña de tu Wifi (ten en cuenta que lo que estás haciendo en realidad es cambiar la contraseña del router) es conocer la dirección IP de tu enrutador. Existen dos formas de hacerlo.
  2. La primera de ambas maneras es tal vez la más rápida y asequible para cualquier usuario, sobre todo para aquellos que no están familiarizados con los ordenadores, pues requiere de un procedimiento muy simple. Hay muchas páginas Web gratuitas que te ofrecen los datos de tu dirección, algunos ejemplos de estas son: vermiip.es, miippublica.com y cualesmiip.com. Si no te convence ninguna de estas alternitavas existen otras muchas más. Simplemente realiza una rápida búsqueda ayudándote de tu buscador favorito y encontrarás múltiples opciones más.file000132267159
  3. La otra forma de conocer tu dirección IP es algo más complicada, pero no te preocupes, aquí te explicamos detalladamente cómo debes hacerlo. Para obtener estos datos debes ir al menú Inicio de tu ordenador. Escribe en la caja de búsqueda la orden: cmd. Al introducir estos datos nuestro ordenador abrirá una ventana en la que debemos introducir los valores: ipconfig. En ese momento el ordenador nos ofrecerá la información que estamos tratando de conseguir. En Puerta de Enlace Predeterminada aparecerá un número de varios dígitos, que es el de nuestra dirección IP. Apúntalo, ya que lo necesitarás más adelante.
  4. Existe una tercera alternativa, aunque no es la más aconsejable, que consiste es probar con el número 192.168.1.1. Este número se corresponde con una dirección muy habitual en los enrutadores domésticos. La mayor parte de nuestros routers comparten esta dirección y este es uno de los peligros por los que debemos cambiar la contraseña que viene por defecto, ya que conociendo estos datos es muy fácil colarse en nuestras redes.
  5. Una vez que has obtenido los datos de tu dirección IP debes acceder al router. Para ello escribe el número que has obtenido anteriormente en la barra URL de tu navegador. Se te pedirán los datos de usuario y contraseña. Es posible que no los conozcas. Lo más habitual es que estos figuren en el manual de instrucciones del enrutador. Otra forma de conseguir la información es llamando a nuestra operadora y que nos los faciliten por teléfono. Si no quieres hacerlo de ninguna de estas formas puedes tratar de averiguarlos probando con las combinaciones más habituales que suelen ser: admin-admin, admin-1234. Como puedes observar, al igual que ocurría anteriormente al tratar de buscar nuestra dirección IP, resulta extremadamente sencillo adivinar nuestros datos de acceso. Esto permite que cualquiera con estos conocimientos se cuele en nuestra red y la utilice. Por estas razones es altamente aconsejable cambiar la contraseña. Si ya lo estás haciendo sigue adelante, ya estás a punto de terminar.                                                                                        file2341239553177
  6. Una vez que has accedido a la información del router debes hacer clic sobre la opción Wireless y a continuación sobre Seguridad. Esta es la ruta más habitual, pero no siempre es la misma. Esto depende de varios factores: el modelo del router, la compañía que nos lo proporciona,…Si en nuestra pantalla no vemos las opciones Wireless o Seguridad, es posible que nos encontremos con otras rutas entre las que se incluyen los términos: password, configuración, settings,.. Estas son las combinaciones más usuales y no deberías tener mayor problema para localizar el cambio de contraseña.
  7. Antes de realizar el cambio puedes escoger la opción de encriptación que prefieras. Este punto resulta importante para conseguir una mayor seguridad. Las opciones que se nos presentan de menor a mayor grado de seguridad son: WEP, WPA y WPA2. Es decir, WEP es la opción menos segura de las tres, mientras WPA2 es la más segura. Mientras mayor sea el nivel de incripcación más difícil le resultará a culaquiera tratar de descifrar nuestra contraseña.
  8. Por fin ha llegado el momento de cambiar tu contraseña. Para ello escribe tu nueva contraseña. Para que esta sea más efectiva y más difícil de descifrar se recomienda que utilices letras, números, mayúsculas y minúculas e incluso algún símbolo. Mientras más larga y compleja sea la contraseña mayor será el nivel de seguridad. Así mismo se recomienda cambiarla frecuentemente cada determinados periodos de tiempo, por ejemplo una vez al mes. La parte incómoda de todo esto es que debemos tratar de recordar nuestra contraseña sin apuntarla en ningún lado, por lo que un mayor nivel de seguridad implicará un mayor esfuerzo por nuestra parte para recordar la contraseña. O puedes apuntarla en algún lado al que sólo tu tengas acceso, como un cajón de escritorio, un bloc que suelas llevar contigo,…
  9. Guarda todos los cambios y trata de acceder al router con la nueva contraseña para comprobar que todo el proceso se ha realizado eficazmente.
  10. Recuerda que deberás introducir esta contraseña cada vez que trates de conectarte al Wifi con algún otro dispositivo (tabletas, teléfonos móviles, portátiles,…)                026

Consejos para cambiar la contraseña del Wifi

  • Visita nuestra categoría de internet para aprender más sobre su funcionamiento y cómo sacar el máximo partido de tu conexión a internet.
  • Que alguien robe tu Wifi es un foco potencial de problemas. El más habitual es que nuestra red vaya más lenta, algo muy frustrante cuando estamos trabajando o estudiando y necesitamos trabajar rápidamente con nuestros dispositivos electrónicos. Sin embargo tiene implicaciones mucho más graves como, por ejemplo, que nos roben datos almacenados en nuestro ordenador o que se cometa algún delito con nuestra señal. Por todas estas razones es ampliamente recomendable realizar el cambio de contraseña para fortalecer la seguridad de nuestra red.
¿Te ha gustado?